Últimas historias

  • senorita x

    LA SEÑORITA X (EL COMIENZO) Parte 1

    Empezare escribiendo como empezó esta espiral de seducción, voyerismo e incesto. Quiero pensar que todos en algún momento de la vida tenemos algo con una persona cercana pero prohibida y mas si es hermosa y de muy buen cuerpo y sexy, es difícil escaparse. Era el 24 de diciembre y ese año yo tenia 16 […] Ver más

  • trayecto

    Mi adorable novia Virginia (XVI): En el bufete de abogados

    Mi adorable novia Virginia sabía que había contraído una deuda con el prestigioso abogado don Onofre en la comisaría de policía (ver Mi adorable novia Virginia (XII): En la comisaría), pero no quería ni recordarlo. Habían pasado unos cuantos viernes y ella no cumplía su palabra. El abogado, para cobrar sus altos emolumentos, había hecho […] Ver más

  • jefe caliente

    Caliente jornada laboral

    caliente… ooh, si, aquella mañana al despertar estaba muuy caliente, necesitaba sentir en mi interior algo duro! Caliente… ooh, si, aquella mañana al despertar estaba muuy caliente, necesitaba sentir en mi interior algo duro!, húmedo! con ganas de golpearme fuertemente, sin pudores algunos. Era tarde ya para autosatisfacerme, así que me arregle muy sensualmente, una […] Ver más

  • Clara y compañia

    Clara es una mujer casada muy atractiva. En el gimnasio de Javi nos folla cuando quiere a varios de nosotros, solos o en grupo. Alguna vez follamos también con su hija Teresa. Las dos disfrutan del sexo anal. Teresa tiene un cuerpo muy apetecible, con unos pechos no muy grandes pero más firmes que los […] Ver más

  • Fin de semana especial

    Estás nerviosa intranquila, te mueves, miras a un lado y a otro, llevas más de media hora de pie junto a esta fuente del parque, tan solo cubierta por este vestido blanco casi transparente en el que se marcan de manera evidente cada una de tus curvas, tus pechos, tus pezones levantados, tu pubis de […] Ver más

  • toro erotico

    Toro

    Te echo tanto de menos, amiga. Desde que te fuiste, la vida en el internado es una tortura. No se trata solo de afrontar los quehaceres cotidianos sin ti, ni de aguantar día tras día que profesores y alumnos se broten, sino que además, no sé por qué, cantidad de cosas horribles están pasando últimamente. […] Ver más

  • black 4

    Tarjetas Black 4

    Puedes leer la tercera parte de este relato: Tarjetas Black 3 A la mañana siguiente cuando Yeimy llegó a su despacho vio sobre la mesa un sobre cerrado. En él, escrita a mano había unas palabras escritas a mano: “Espero que estés de acuerdo”. Lo abrió inmediatamente. Ver más

  • entregando esposa

    Entregando a mi esposa 5

    Puedes leer la cuarta parte de esta serie de relatos: Entregando a mi esposa 4 Me desperté el domingo profundamente revuelto. Deborah no estaba en casa y Jazmín tampoco. Me molestaba la idea que Jorge viniera a casa, pensaba que iba a estar mi hija y no me parecía bien. Tengo que hablar con Deborah, pensé. […] Ver más

  • entregando mujer

    Entregando a mi esposa 4

    Puedes leer también la tercera parte de este relato: Entregando a mi esposa 3 Y así empezó a pasar el tiempo, hacía un mes que Deborah sólo se veía con Jorge a solas, siempre salían, los sábados eran para él, yo me quedaba cuidando a Jazmín, los días de semana, cuando llegaba a casa, Deborah estaba […] Ver más

  • vecina garaje

    La Vecina del garaje

    Soy joissan un tipo de unos treinta y poco de una ciudad española, llevo leyendo relatos un tiempo y voy a lanzar el mio a ver que les parece, soy un hombre que le gusta mas dar placer a las mujeres que recibirlo y me excito mucho con ello aunque soy muy timido y me […] Ver más

  • chofer cole

    Una peteada al chófer del cole

    En mi vuelta a casa no pude evitar pensar que eras el chófer del cole… uno de los chóferes, porque viste que los de larga distancia tienen dos… Que sexy parado en la puerta del Bondi, serio, al estilo forro diría yo! Qué bien te queda el uniforne de la empresa… el pantalón que te […] Ver más

  • Videollamada

    Hace un tiempo retomé contacto con Maggie, una amiga muy cercana con la que compartimos el gusto por muchas cosas como música, café y… sexo. Sí, ella y yo tuvimos momentos muy calientes, y experimentamos mucho. Esto pasó hace un par de semanas, desde que ella y yo dejamos nuestros viejos teléfonos y adquirimos teléfonos […] Ver más

  • Taxi para tres

    Hace mucho ya imaginamos un trío con él. Pero primero imaginábamos alguna manera de acercarnos, conocernos mejor, romper el hielo y calentar la piel. Es así que salimos hace un par de noches a tomar unos tragos. Nos encontramos en la esquina del bar, tú y yo nos saludamos cálidamente (como siempre), él te saludó […] Ver más

Entre tantas formas que existen para demostrar la pasión humana, los diferentes fetiches sexuales se han consolidado como una alternativa más como prácticas comunes de las cuales es posible extraer una cantidad desmesurada de placer y goce. En cuanto a los relatos hetero que involucran fetichismo, estos se caracterizan por integrar ese paso liberador que facilita el romper barreras y permitirse aquello que tanto se ha elaborado en la mente.

Un simple objeto, un lugar determinado o quizás una parte específica del cuerpo pueden ser más que suficientes para desencadenar el morbo y las más bajas pasiones, es así como nos encontramos narraciones en las que los pies, un compañero de trabajo, el transporte público, alguna prenda de ropa íntima, personas altas o rellenitas, los zapatos y el propio cuero, pueden ser más suficientes para encender la temperatura y estimular una sesión de sexo de otro mundo.

Fantasías con fetiches

Muchas parejas hetero acostumbran a compartir anhelos a nivel sexual que previamente han elaborado en su cabeza gracias a la creatividad y a las cosas que saben que realmente van a estimularlos y esto es ciertamente una gran ventaja para las relaciones, pues además de establecer un espacio confortable para explorar, cultiva la complicidad y el desprenderse de las restricciones que la sociedad establece al nombrar algo como bueno o malo.

La atracción exagerada por determinadas situaciones o realidades es una cuestión que involucra patrones sexuales bastante intensos y es que al momento de buscar el placer hay quienes prefieren ir un poco más allá de lo tradicional, aprovechando que el terreno de lo erótico es absolutamente fértil y se presta para una lista interminable de cosas.

Sacando partido de las posibilidades que ofrece la literatura, se nutre este espacio de manera constante, para que sea aquel punto de encuentro donde la fantasía y muchas veces la realidad son expresadas de manera detallada revelando de paso secretos y esos momentos que por su voltaje no se le cuentan a cualquiera.

El deseo se convierte en pequeñas perversiones

Siempre y cuando no se lastimen a si mismos o alguien más, aceptar con naturalidad los fetiches que se puedan tener es algo que de acuerdo a muchos psicólogos resulta ser bastante positivo, pues lo cierto es que son estas prácticas las que impiden que el sexo caiga en la tediosa monotonía.

A pesar de que la palabra perversión puede sonar algo fuerte, la verdad es que implica el cumplir ciertos deseos tanto entre como fuera de las sábanas. Tenemos el caso de los azotes, por ejemplo, un juego que consigue que a nivel biológico se disparen los niveles de endorfinas y se obtenga una experiencia sexual tremendamente estremecedora debido a que se incrementa al punto máximo el placer.