Sofía: mis inicios I

¡Comparte!

Estoy  escuchando música  de los beatles,
Estoy sintiendo esas cosas en el cuerpo pero sobre todo en el estomago que me hacen pensar que dentro de este cuerpo de hombre hay una mujer.
Con la música de fondo y mi estado de animo empiezo a recordar como fueron mis inicios en la homosexualidad y travestismo.  Como paso todo en esa época de mi vida, en la que, era yo un tanto inocente, mas que mis amigos, ya que mientras ellos no dejaban de hablar de sexo sobre todo de mujeres, a mí realmente no me importaba. una etapa de mi vida en la que francamente no sabia nada de preferencias sexuales.

Hubo un tiempo me sentía asustada, pues el doctor que me atendía descubrió que tenia una hernia en la ingle del lado derecho lo cual impedía que el testículo bajara a su lugar, y aunque no sabia de que se trataba, el hecho de ver al doctor  siempre asusta, me dieron un tratamiento muchos años, que no resulto, pues el doctor finalmente decidió operarme , como consecuencia de todo esto ese testículo no se desarrollo y me quedo muy chiquito. pensé por mucho tiempo que mi gusto por vestirme de mujer y por los hombres, era seguramente por que me habían faltado hormonas masculinas, debido al testículo que no se desarrollo.

Mi gusto por la ropa de mujer, mas que como simples prendas de vestir, era algo que me gustaba para mi, tengo una hermana y una prima que en ese entonces vivía con mi familia en la casa de mis padres, las dos eran mayores que yo dos años y cuando estaba sola en la casa me ponía sus vestidos y hasta su ropa interior, me veía en el espejo y me sentía muy bonita y coqueta.

Poco después conocí al primer hombre que llamo fuertemente mi atención, era el papá de un amigo que tuve durante la escuela. Raúl se llamaba mi amigo,  desde el primer día en nos hicimos amigos,  su papá me gusto desde la primera vez que lo vi. Era un hombre muy alto como de 1.90, tenia pelo por todos lados, unas manos enormes, muy moreno y un poco corpulento sin llegar a ser gordo, el caso es que me encantaba, cada que lo veía me ponía muy nerviosa (o excitada) sentía un vació en el estomago como si tuviera miles de grillos brincando dentro, me sentía muy confundida, no sabia que pensar. Como era posible que me gustara tanto un hombre y viejo siendo yo también un hombre, como esto no se lo podía confiar a nadie, ni pensar en contárselo a mi amigo, como iba a decirle que su papá me gustaba, además estaban las bromas de mis otros amigos acerca de los homosexuales o putos como ellos y yo misma les decíamos, francamente me daba miedo pues seguramente se iban a reír mucho de mí, de todas formas aun no-tenia bien claro que era un homosexual, así que lo oculte para que nadie se diera cuenta.

Recuerdo perfectamente los primeros días del mes de Agosto de aquel año, comenzaban las vacaciones, el papá de mi amigo Raúl me seguía encantando, tenia unos ojos negros que miraban de una forma muy cálida, y unos labios grandes, como se me antojaba besarlos, lo mas que se me ocurría que podía hacer una pareja estando juntos era besarse, y lo máximo para una mujer que le gustara un hombre era ser su novia, aunque no-tenia bien claro lo que eso significaba realmente,
Pensaba que el ser novios era para andar tomados de la mano y darse uno que otro beso por supuesto era una idea más romántica que sexual, muy poco tiempo después pude comprobar lo equivocada que estaba respecto a esto. Héctor,  así se llamaba el papá de mi amigo tenia también una risa franca y muy agradable,
cuando reía se veía muy guapo, siempre bromeaba y contaba chistes, me divertía mucho cuando estaba en su casa, cada que estaba de visita con mi amigo me sentía inquieta, el estomago me revoloteaba a mil por hora, el señor siempre era muy atento conmigo, constantemente me daba palmadas en la espalda o de plano pasaba su mano por mis hombros, para colmo Raúl empeoraba las cosas ya que constantemente me decía que su papá no paraba de hablar de mí, que si era muy blanco, que si estaba muy esbelto en esa época media como 1.68 Y pesaba 48 Kg., en fin, mi amigo me decía que si no fuera por que eres hombre pensaría que le gustas. Esto contribuía a sentirme mas confundida y excitada al mismo tiempo, no sabia que pensar, pero de algo si estaba segura me gustaba mucho aquel hombre.

 Las cosas se dieron de la siguiente manera, Como ya estábamos de vacaciones quede con Raúl de ir a la feria de los juegos mecánicos, la que esta en Chapultepec, iríamos el siguiente sábado y quede en pasar a su casa como a las nueve de la mañana. Cuando toque a la puerta oí que el papá de mi amigo me grito que pasara y que me sentara que ahora venia, como la puerta no tenia seguro entre y me senté en el sillón más grande de la sala. Después de un rato entro Héctor, traía un par de vasos en la mano y puesta una bata de esas de las que se anudan por la cintura, le llegaba a la mitad de los muslos, la traía
medio abierta, al verlo así el corazón él estomago y todo mi cuerpo dio un brinco, se sentó junto a mi y me ofreció uno de los bazos, me dijo que lo acompañara a tomar una cuba con el, me pregunto si quería, a duras penas me salió la voz para decirle que no tomaba y que además me tenia que ir con Raúl,
Por el no te preocupes dijo, se tuvo que ir con mi esposa a Guadalajara por que su abuela esta enferma y fueron a verla. Así que insistió en que lo acompañara con una cuba, no sé
por que pero no pude (o no quise) negarme, como de costumbre comenzó a contarme chistes y al rato entre las rizas y el par de tragos que le había dado a la cuba me sentía completamente relajada, mientras tanto entre los movimientos al tomar el vaso y las mímicas que hacia al contar los chistes la bata se le abrió mas y dejo al descubierto su pené, no traía puesta ropa interior, estaba como hipnotizada no podía dejar de verlo es mas ya casi no prestaba atención a su platica,
a esas alturas de mi vida nunca había tenido ninguna experiencia sexual y no sabia que hacer o decir, así que me quede callada, al notar que no respondía como siempre a sus chistes me dijo que té pasa linda estas muy callada, como entre nubes note ese “LINDA” era la primera vez que se refería a mí como si fuera mujer y no me desagrado, le conteste que como nunca había tomado
me sentía un poco mareada, se levanto y la bata se abrió completamente dejando al descubierto él pené y testículos, estaba prácticamente desnudo delante de mí, (ahora sé que estaba completamente excitado pues tenia una erección tremenda, en ese momento no sabia que pasaba pues nunca había visto un pené parado ni siquiera el mío, cuando era niño no éramos tan despiertos sexualmente como en la actualidad), como sea, se sentó muy junto a mí y puso una de sus manos encima de las mías, me dijo sabes muñequita me gustas mucho eres muy bonita me
dio un beso en una de las mejillas y me pregunto ¿te gustaría ser mi novia?, no pude contestarle tenia la boca completamente seca y la voz no me salía, pero no dejaba de mirar sus labios, ¡nena me dijo! no te preocupes si eres hombre para mi eres la mujercita mas bonita que he visto y esta ves me dio un ligero beso en los labios, entonces ¿si quieres ser mi novia? Pregunto de nuevo, estaba que no cabía de la emoción y el susto apenas si salió mi voz para decirle esta bien, no sé porque nunca pude negarme a nada de lo que me pedía, entonces jalo una de mis manos hacia su pené y me dijo ven nena, tócalo no te va ha pasar nada malo seria incapaz de lastimar a una niña tan dulce y bonita como tu, y menos si ahora ya eres mi novia, con un poco de temor puse mi mano en su pené estaba caliente, la piel era muy suavecita, era muy moreno mas que el resto de su cuerpo así parado como lo tenia le mediría
unos 17 cm. , eso si estaba muy gordo ya que no podía cerrar mi mano completamente alrededor de el, la cabeza le sobresalía de la base pues era un poco más gorda que el resto del pené,
llegue a la conclusión que tenia un pené muy bonito, realmente su aspecto me gusto mucho, con su otra mano levanto mi cara y me dio un beso muy apasionado se me hizo eterno pero fue maravilloso, se separo de mí y me dijo te gusto linda, asentí con la cabeza y volvió besarme,
luego beso mis orejas y cuello, me dijo suéltalo preciosa (desde que tome su pené por primera vez no lo había soltado solo le daba unos ligeros apretones) déjame quitarte la
ropa para que estés desnuda y mas cómoda, así como yo, se paro y me jalo de la mano para que yo también me parara, quito todas mis ropas el se quito la bata se sentó y me dijo ven nena
siéntate aquí en mis piernas, al sentarme me dio otro beso y me decía ¡Ho preciosa! que linda estas, todo lo que me decía y sus besos me tenían completamente encantada, al grado
que empezaba a sentirme como si fuera mujer, ya me sentía realmente su novia, así sentada de lado sobre sus piernas, tome sin que él me lo pidiera su pené con una mano mientras
que con la otra acariciaba su pecho y su vientre, él besaba mi pecho mi cuello orejas, paro de besarme y me pregunto te gusta muñeca, le dije que si, pero me dijo no-nena los
besos no, esto que tienes en la mano, le dije si, tiene la piel muy suavecita, aunque lo tienes muy caliente y duro. Esta así por ti dijo, por que eres muy hermosa muñeca, te gustaría besarlo, no se le dije ¿puedo? Le pregunte, claro que puedes nena, entonces me separe de él, me senté a su lado y acerque
mis labios a la cabeza de su pené le di dos besos y le pregunte te gusta, lo haces muy bien mamita, me dijo vamos continua, se lo empecé a besar por todo el cuerpo antes de besarle de
nuevo en la cabeza, esta vez salía una gotita de liquido transparente de la punta la cual quedo en mis labios, pase la lengua y me supo un poco salado, en ese entonces no-tenia ni la menor idea de cómo funciona el aparato reproductor masculino cuando esta excitado y no sabia nada de orgasmos me dio un poco de temor y se la solté, me enderece, lo que aprovecho
para darme un beso largo abrí un poco mi boca, y él metió su lengua dentro, esto hizo que sintiera el beso más intenso y que mi excitación aumentara, sentía las mejillas y todo mi cuerpo completamente calientes, después de un rato me soltó y dijo no tengas miedo nena todo lo que le salga y lo duro que esta es por ti, es por que me gustas mucho, y por que te quiero, con estas palabras me sentía completamente amada por el, y dispuesta a hacer todo lo que me pidiera.
Tómalo de nuevo con tus manitas, si quieres, ahora puedes abrir la boca y chuparlo un poco, volví a inclinarme le di otro beso, pase mi lengua por la cabeza justo en el momento que salía otra gota del liquido transparente, entonces abrí mi boca para meterlo, tuve que abrirla todo lo que pude para que entrara toda la cabeza en ella, me decía así nena sigue mete todo lo que puedas en tu boca mamacita, mama como si fuera un chupón, yo hacia todo lo que él me pedía, metía todo lo que me cabía y después lo sacaba poco a poco, sentí como salía algo liquido salado, me retiraba para saborearlo y él me decía no pares muñeca vuelve a tragarlo ya casi termino, quiero terminar en tu boca, lo solté para preguntarle que es lo que quieres terminar en mi boca, mi orgasmo dijo, cuando sientas mas liquido en tu boca ya no pares no lo sueltes, es más muñequita, mama como si fuera un chupón hasta que yo te diga que pares, así que me incline sobre su pené y volví a introducirlo en mi boca, lo mame como él me pidió hasta que sentí unos chorros calientes en mi boca, me dijo no lo saques mi amor sigue mamando hasta que se ponga blandito,.

Cuando todo termino me dijo “gracias nena me diste un gusto enorme”, yo sentía mi boca llena de lo que ahora sé que era su semen sabáa un poco salado pero me gustó su sabor y consistencia como espeso, me trague todo lo que echo en mi boca, me levante y me dio un beso riquísimo.

Se incorporó y me paso el baso y me dijo ten mi amor termina tu cuba, tome el vaso y le di unos tres tragos tenia mucha sed, cosa curiosa a pesar de haber tenido su semen en mi boca tenia la boca reseca, yo creo por que todavía estaba muy excitada, tenia una erección algo que hasta entonces no había experimentado no al menos en forma consiente y mucho menos debido a una excitación sexual, me sentí otra vez un poco mareada, me levante para vestirme e irme pues creía que ahí había terminado todo, pero él me tomo de la mano y me dijo ven chiquita todavía no te vallas, ahora ya eres mi novia y quiero hacer que te sientas muy bien, es mas ven acuéstate aquí en el sillón boca abajo para darte un masaje, me emociono que dijera que era su novia y me puse como me dijo, así acostada el paso una pierna por cada lado de mi cuerpo de modo que estaba como sentado en mis piernas y yo sentía su pené aunque flácido como rozaba mis nalgas, comenzó a darme masaje primero en mis hombros luego en los brazos, paso a la espalda se sentía realmente riquísimo, después empezó a acariciar mis nalgas, las tomaba con sus manos y las separaba, pasaba sus manos por el interior de mis muslos, separaba mis nalgas y pasaba uno de sus dedos por mi ano, estaba excitadísima, se levanto y se arrodillo para poder besarme las nalgas pasaba su lengua por el ano, llego un momento en que se detuvo, le dije no pares se siente riquísimo, me dijo espera ahora continuo lo que pasa es que te voy a poner un poco de crema para que sientas más bonito, de la mesa de centro tomo un frasco transparente que tenia una etiqueta azul que decía vaseline que no sé pero lo recuerdo perfectamente.

Tomo con sus dedos una buena cantidad y lo puso sobre mi ano frotaba su dedo medio hasta que empezó a ejercer presión para que entrara me quise levantar para que parara, pues
no sabia que pretendía hacer y me dio un poco de temor, por supuesto no me dejo levantar y me dijo con mucha ternura no te muevas mi amor a lo mejor al principio vas ha sentir
un poco de molestia pero te prometo que después vas ha sentir muy rico, una vez mas sus palabras me convencieron así que me quede muy quietecita, siguió empujando su dedo en mi
ano hasta que este cedió y entro mas o menos la mitad, di un brinco ya que no me lo esperaba, me tranquilizo dándome unos besos en las nalgas y con sus palabras cariñosas que tanto me gustaban, me dijo que no me moviera para que no me lastimara que solo sintiera, tomo mas vaselina con su otra mano y la embarro sobre el ano y sus otros dedos, junto el dedo anular a su dedo medio y empezó a meterlos en mi ano, siguió así por un rato, lubricando mi ano con mas vaselina
y moviendo sus dedos dentro y fuera, empezaba ha sentir muy rico este movimiento de sus dedos dentro de mi, se levanto y se volvió acomodar atrás de mí con una pierna a cada lado
de mis caderas sentí su pené justo en medio de mis nalgas esta vez estaba duro, ni me imaginaba lo que quería hacer yo pensé que volvería a masajear mi espalda como lo había
hecho antes, pero separando una de mis nalgas con una mano con la otra tomo su pené y empezó a frotarlo sobre mi ano, me sobresalte y le dije que haces, a lo que él contesto ahora vas a dejar de ser mi novia para ser mi mujer muñequita, no te muevas voy ha hacer lo mismo que hice con mis dedos pero ahora con él pené, pero no va ha entrar le dije lo tienes muy gordo, me va ha doler, a lo mejor un poquito mi reina pero voy ha tener mucho cuidado para no lastimarte y vas a ver como si entra, nada mas estate quietecita y relaja tu ano no lo vallas a apretar, estaba excitadísima, mi erección seguía, para que sientas mas bonito y te puedas relajar acaríciate el pené mientras yo te meto el mío, Obedecí y comencé ha acariciarme me costaba un poco de trabajo él tocármelo así como estaba boca abajo, así que levante un poco las nalgas para poder meter mi mano, este movimiento fue aprovechado por él para empujar su pené dentro de mí con este movimiento entro la cabeza, sentí un dolor y como si se me fuera todo el aire de los pulmones, él me dijo relájate no te pongas tensa mamacita, y sigue acariciándote, me dio un poco de tiempo y respiro y siguió empujando hasta que lo metió todo, sentía sus testículos apretados contra mis nalgas, se quedo un momento completamente quieto, como dando oportunidad a mi ano y recto ha acostumbrarse al tamaño, después de un rato empezó con el movimiento típico de atrás hacia delante, lo sacaba casi por completo para después introducirlo hasta que sus testículos topaban con mis nalgas, el dolor comenzó a ceder para dar paso a una sensación más agradable, empecé a sentir realmente delicioso seguía acariciándome y tuve un orgasmo mis manos y el sillón quedaron mojados por mi secreción, , sentí como si me desmayara era el primero que tenia en mi vida, un par de segundos después se vino dentro de mí, cuando su pené perdió la dureza, lo saco de mi colita y se sentó a un lado mío, mientras me acariciaba las nalgas, me decía, cuanto te quiero nena, que gusto me diste, después de un rato me levante y vestí, cuando salía me dijo, linda, sí quieres, Raúl va a regresar el miércoles como a la 6 de la tarde, se acerco me dio un beso y le dije esta bien el miércoles vengo. Con el tiempo he llegado a la conclusión que todo lo tenia perfectamente planeado para poder ser mi amante durante todas esas vacaciones.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.