EMPEZÓ EN EL GIMNASIO.

¡Comparte!

Habían salido de un examen y aunque el gimnasio estaría vacío decidieron ir a entrenar para despejarse… Aquel viernes por la noche, Alvaro tenía las llaves… La invitaron a que les acompañase casi por cumplir… No sabía bien qué hacer… después del examen la apetecía todo menos volver a casa… Aceptó aunque no tenía kimono…

Entró en el vestuario de las chicas y se colocó el único que estaba colgado… No era su talla y estaba bastante viejo… pero valía para un rato… No tenía ropa interior de recambio, y se puso la camiseta que estaba colgada bajo el kimono… También era bastante pequeña, pero no encontró nada más… La estrecha camiseta marcaba perfectamente sus grandes tetas desnudas… Debajo del pantalón no había nada para ponerse… O se quedaba las braguitas o no se ponía nada… Probó a ponerse el pantalón sin nada debajo… Se cruzó la chaquetilla del kimono y miró en el espejo… A nada que se la abriera… la sombra de su vello púbico oscurecía la parte delantera… estaba más que claro que debajo del pantalón no tenía nada… dudó… Un escalofrío recorrió todo su cuerpo…

Su subconsciente traidor la trajo a la memoria aquellas imágenes… Aquel día, sin que él se diera cuenta, escondida, había visto furtivamente el musculoso cuerpo de Alberto mientras se cambiaba…. Le había visto pasear por los vestuarios completamente desnudo,… su pecho,… sus piernas,… su culo,… el balanceo de su pene….

Volvió a abrir la chaqueta del kimono y se giró para mirar su imagen en el espejo… La dio la impresión de que el raído pantalón casi trasparentaba su sexo… Desde luego la camiseta marcaba perfectamente sus formas… Pensó que salir así era tanto como exhibirse desnuda… ¿Qué pensarían de ella?…Estuvo meditándolo un rato… La daba un poco de vergüenza, pero aun así decidió salir al tatami…

Ya en la puerta la costó decidirse, pero al final lo hizo… Allí estaban los dos… Alvaro vestido con un pantalón corto y camiseta de tirantes… Se le notaban todos sus músculos… Dijo que iba a correr un rato… Mejor… Alberto estaba vestido de judoca… Él tenía un cinturón superior y por su puesto permitió que él dirigiera el entrenamiento….

Calentaron un poco corriendo alrededor del tatami… Hacía bastante calor… La pequeña chaqueta del kimono la estorbaba y se la quitó cuando vio que Alberto se quitaba la suya para hacer mejor los ejercicios… Su precioso torso, ya un poco sudado quedó al descubierto y la gustó…

Sus tetas iban de un lado a otro dando botes… Sabía que Alberto las miraba de reojo… El leve roce con la tela hacía erguir sus pezones… En cuanto empezó a sudar, la camiseta se pegó más a su piel y sus pechos se marcaron aun más….

Cuando se quejó del calor, Alberto la sugirió en broma que se quitase el pantalón, pero ella respondió que debajo no tenía nada… Alberto se calló. Traviesa le respondió: tu verás si quieres me lo quito… Se limitó a sonreír, pero siguió sin responder….

Al rato el sudor ya había hecho que la ajustada ropa se la pegase aun más a su piel descubriendo que no había mentido… Tanto el pantalón como la camiseta estaban completamente unidos a su piel… El viejo pantalón casi se volvió trasparente… La sombra de su sexo aseguraba que efectivamente, también por debajo estaba completamente desnuda… Sorprendió más de una vez los ojos de Alberto fijos en su entrepierna…

Durante ese breve entrenamiento la mano de Alberto rozó disimuladamente sus pechos… Sus pezones se encabritaban a la mínima caricia haciendo más deseables sus tetas…

En cuanto empezaron a rodar por el suelo, los cordones del pantalón se aflojaron… Sabía perfectamente que se iban a soltar y que entonces se la vería todo…

Jugando, quedó tendida de bruces en el suelo, la mitad de sus nalgas quedaron al descubierto ante los sorprendidos ojos de Alberto… Al ir a colocarla, sus calientes manos recorrieron sus glúteos como por accidente, pero ella no protestó lo m&aacute

;s mínimo… Inseguro volvió a colocar la palma de la mano en sus posaderas y las acarició… Levantó un poco las caderas cuando los dedos llegaron a la tela… A nada que empujara la bajaría más los pantalones… Y fue lo que hizo…

Si el pantalón se había bajado por detrás, por delante estaría igual… Parte, sino todo su sexo, quedaría desnudo… No la preocupó….

Permitió complaciente que la sobara el culo, lo mismo que permitió todas sus maniobras hasta girar completamente su cuerpo y quedar cara a cara…

Le invito con su mirada y sus bocas se juntaron inmediatamente…

Ella comenzó a acariciarle el pecho mientras él siguió bajándola los pantalones hasta los tobillos… Su tupido coño se descubrió majestuoso ante sus ojos… Las tetas no duraron mucho en su sitio… Rápidamente recibieron las ansiosas manos de Alberto… Para hacerlo con más comodidad la levantó la camiseta… Impaciente se la sacó por la cabeza y la apartó con fuerza… Siguió con sus ojos el vuelo de la prenda…

Mientras la boca de Alberto se apoderaba de sus senos, su mano buscaba desesperada su polla… Por fin la encontró, y como esperaba, estaba tremendamente dura… Comenzó a acariciarla por encima del pantalón… Él, decidido bajó la suya hacia su sexo… nada más tocarla comenzó a arrancarla suspiros de placer… Instintivamente separó los muslos… La mano de Alberto se paseaba a sus anchas entre sus húmedos labios…

Se estaba volviendo loca con las caricias que estaba recibiendo mientras luchaba desesperadamente con los cordones del pantalón… quería sacarle la polla… quería que la follase,… quería que la hiciese lo que tantas veces había soñado,… lo que había imaginado terriblemente excitada… esa escena que la había hecho masturbarse desenfrenadamente más de una noche…

Lujuriosa comenzó a acariciarle el cuerpo… Alberto no hablaba mientras ella le bajaba los pantalones y por fin le sacaba la polla de los calzoncillos… Inmóvil, se dejó desnudar completamente… Subió acariciando voluptuosamente las piernas hasta volver a encontrarse con su sexo…

Primero manoseó delicadamente sus testículos… Luego su polla… La tenía dura, muy dura… la sentía caliente entre sus dedos y fue incapaz de resistirse… Empezó a masturbarle… Delicadamente sacó el capullo de su funda… Se quedó un momento contemplándole… Le miró a la cara… estaba como extasiado por el placer… Arrodillada a su lado obedeció a la primera cuando sin palabras, él la ordenó metérsela en la boca…

Alvaro les sorprendió así… Se puso colorada de vergüenza e intentó taparse con las manos mientras se sentaba en el tatami y buscaba desesperadamente algo de ropa con que cubrirse… Alvaro la miró estupefacto de arriba abajo… Sin saber qué hacer permaneció sentada… Con una mano intentaba ocultar su sexo… su antebrazo apenas cubría sus grandes tetas…

Sin dejar de mirarla se acercó y empezó a hablar… No sabía ni qué la estaba diciendo, sólo sabía que en su cabeza se mezclaba una tremenda vergüenza con el goce interrumpido… Tal vez por esa indecisión dejó que Alvaro se bajara los pantalones de deporte y descubriera una verga totalmente empinada… rígida como un poste…

Estaba tan sorprendida que no sabia como reaccionar, se quedó paralizada….No podía apartar sus ojos de ese miembro que parecía dispuesto a todo… Alvaro se colocó a su lado… Desconcertada permitió que la retirara su mano de los pechos… Sintió como sus ojos devoraban sus extraordinarias tetas… Subió la mano por dentro de los muslos apartando la suya… Los dedos rozaron su sexo… comprobaron la humedad de los labios haciéndola gemir… jugaron con su pelambrera… luego continuaron su viaje hasta llegar a los pechos… Su silencio era consentimiento… era aprobación….

Suavemente Alvaro la recostó haciendo que separara sus piernas dejándola de nuevo expuesta… Intentó volver a taparse, pero inesperadamente Alberto sujetó sus muñecas con fuerza y tiró de ellas hasta colocarlas sobre su cabeza inmovilizándola…

Incrédula se quedó mirando a Alberto… su rostro estaba impasible… Intentó liberar sus manos, pero Alberto las sujetó todavía con más ener

gía, incluso con violencia…. Enérgico, se limitó a ordenarla que se estuviera quieta…

Fue suficiente… No necesitó que la explicaran qué iba a pasar…

Sintió el peso de Alvaro sobre su cuerpo… El que Alberto la fuera a entregar la pareció asombroso…. Hizo amago de decir algo, pero Alberto juntó su boca a la suya silenciando cualquier oposición… Otras manos separaban sus muslos franqueando su entrada… Hubiera podio cerrar las piernas… sin embargo ningún gesto de resistencia salió de su cuerpo…

Unos dedos ansiosos tanteaban su entrada… El calor de su sexo jugando en su vestíbulo… La penetración no se hizo esperar… Gritó y abrió los ojos de par en par al recibir esa inesperada visita… Se sintió traspasada por esa brutal penetración… Alvaro entró en ella poderoso,… salvaje… empujando con fuerza… Su rígida polla tomó inmediata posesión de su pobre coñito…

Jadeó casi desde el primer empujón… No era el pene que deseaba, pero a pesar de todo le permitió que se adueñara de su interior…

Alvaro empezó a follarla de forma bestial mientras Alberto se retiraba un poco… A un metro escaso, Alberto, contemplaba ensimismado la escena… Alvaro se hundía en ella con fuerza… La hacía gemir con cada embestida… Hacía temblar todo su cuerpo con cada empujón… Sus tetas se agitaban dominadas por sus sacudidas…

Doblegada se dejaba hacer de todo esperando impaciente que Alberto decidiese tomar su turno… Sin embargo Alberto se limitaba a sobar incansable el culo de Alvaro empujándole para que la penetrara más profundamente…

Al rato Alberto se acercó a su rostro y se puso a mirar excitado los peculiares movimientos de sus pechos… Ansioso se apoderó de uno de ellos y comenzó a magrearlo…

Fue el propio Alvaro quien cogió la polla de Alberto y la empezó a menear… Seguro de lo que hacía, la incorporó un poco la cara y se la acercó a la boca… allí la empujó… Ella se lanzó hambrienta a mamársela…

De repente, la polla se salió buscando otra dirección… se quedó pasmada cuando los labios de Alvaro albergaron gustosos ese rabo tan excitado…

Mientras la polla de Alvaro se la follaba, la de Alberto se alternaba en las dos bocas… Solo se retiraba para que Alvaro metiese furioso su lengua y la besara con ansia… Ella devolvía esos besos… Soportaba con paciencia que la polla de Alberto se colocara de cuando en cuando entre los dos… Los labios se juntaban lujuriosos con su pene en medio… las lenguas establecieron una singular batalla por lamer aquel aparato… Alberto jadeaba mientras le besuqueaban ambas bocas,… mientras le llenaban el capullo de lengüetazos…

Ella movía sus caderas al tiempo que Alvaro la penetraba… Aceptó de buena gana que la levantara las piernas y la taladrara el coño más profundamente…. Ahora sus huevos la golpeaban las nalgas… No pudo evitar correrse vencida por los empujones de Alvaro…

Quedó exhausta… tendida en el tatami con los ojos cerrados jadeando con dificultad… Alberto se la cascaba sobre sus pechos golpeando de vez en cuando sus tetas con el pene mientras Alvaro seguía jodiéndola… La estaba reventando… Oía los gemidos de los chicos….

Cada vez los jadeos eran más fuertes… cada vez la mano se movía más rápido… Comprendió que su sexo no disfrutaría del de Alberto… No la importó sentir caer el semen caliente y viscoso sobre su cuerpo y se resignó… Cuando le llegó, Alvaro, ocupó el lugar de Alberto…

Cansada abrió los ojos… Estaban los tres tendidos… sus tetas habían recibido casi todo el baño…

Ninguno de los dos pronunció palabra… se limitaron a levantarse y a recoger su ropa… Suspiraba cansada incapaz de decir nada…. Estuvieron unos instantes mirándola… Seguía tumbada y expuesta sobre el tatami… El líquido resbalaba por sus pechos causándola un morboso placer…

No se movía… Se limitaba a mirar sus musculosos cuerpos cubiertos de sudor… El sexo de Alberto colgaba relajado entre las piernas… un hilillo de semen aún caía de su capullo…

Les vio caminar desnudos hacia los vestuarios… Sus culos desnudos la excitaron y en cuanto se quedó sola se metió los dedos en el coño… Ahogó un prolongado gemido….

Al poco de acabar el peculiar entrenamiento, oy&oacute

; como entre ellos comentaban que las duchas de los chicos no funcionaban y el único agua caliente estaba en su vestuario…

Llamaron a la puerta… Les abrió envuelta en una toalla… Cortésmente la pidieron permiso para ducharse allí… Era más que evidente que toda aquella parafernalia de las duchas y el agua caliente era mentira, pero asintió y sin palabras les vino a decir que no la importaba. No se creía lo que acababa de hacer y pensó que qué podía importarla ya… acababan de verla desnuda… acababan de usarla a sus anchas, y por qué no decirlo… acababan de joderla como a una zorra cualquiera…

Siguió envuelta en la toalla mientras buscaba el gel y una esponja… Delante de ellos la abrió mostrándoles su cuerpo desnudo y así se dirigió a la ducha…. Entró sin cerrar la puerta y como si ellos no estuvieran, reguló la temperatura del agua…

Desde la puerta, los dos miraban sus movimientos… Despacio se enjabonó todo el cuerpo… Sus pollas se fueron poniendo rígidas… Luego se frotó con una esponja… Mientras la miraban sin decir palabra se estaban haciendo una paja… prolongó intencionadamente su aseo acentuándolo con caricias lascivas… les provocó intencionadamente con cada gesto… hizo botar sus pechos cada vez que pasaba innecesariamente la esponja… se frotó el sexo varias veces como si realmente tuviese necesidad de aclarar el jabón… Sus movimientos se iban acelerando… sus pollas se movían cada vez más y más rápidas entre las manos… Su respiración acelerada la estaba poniendo cachonda y la animaba a seguir con su espectáculo exhibicionista…

Al ver cómo estaban de excitados, cortó el agua de la ducha… Dejó que se acercaran a ella… uno por cada lado… Apenas cabían los tres en la cabina de la ducha… El roce de los cuerpos era delicioso… Entre los dos chicos, comenzó a besarse con ellos al tiempo. La agradó la sensación de poder comparar sus labios, de disfrutar con sus distintas formas de besar…

Sus cuerpos se abrazaron formando un ambiguo triángulo… Los chicos se besaban entre ellos mientras la tocaban el culo y la pegaban más a ellos… De vez en cuando la permitían unirse y las tres lenguas se entrelazaban…. Tenía que apartarles las manos para sobarles sus deliciosas nalgas… Sus pechos tan juntos aprisionaban sus tetas… Sentía la proximidad de los dos sexos…

Cuando notó como una de las manos acariciaba sus pechos no opuso resistencia y al poco tiempo se estaba dejando sobar sin importarla nada, disfrutaba con la sensación de sentir como cuatro manos se apoderaban de su cuerpo y se peleaban entre ellos por disfrutar de su piel….

La excitó tremendamente el roce de sus penes erguidos en su cuerpo… La entusiasmó la idea de tener dos vergas apuntándola… De vez en cuando les miraba de reojo y podía sentir como ellos se iban calentando aun más… Durante un instante se imaginó una brutal escena… y no la desagradó….

Alvaro, colocó su pierna entre las suyas forzando a que las separase. Por un momento sus manos abandonaron su tetas y comenzaron a acariciarla los muslos. Sabía donde se dirigirían las caricias, sabía que su polla se pondría aún más dura cuando su mano se internase en el coño y lo descubrirse completamente calado… y no precisamente por el agua…

No pudo evitar que se la escapara un gemido cuando sus dedos se internaron entre sus partes más sensibles y le dejó maniobrar a su antojo, mientras Alberto le ayudaba sujetándola por detrás… Sentía su coño totalmente calado y abierto mientras los dedos de Alvaro masajeaban hábilmente sus labios… mimaban deliciosamente su hinchado clítoris…

Prisionera de esas caricias, se recostó aun más en el pecho de Alberto… Sintió su polla dura presionándola entre las nalgas… Dirigió sus manos a la espalda buscando el culo de Alberto… Le apretó aun más contra ella… La devolvió las caricias agarrándola con fuerza las tetas desde atrás… Se abandonó completamente a lo que quisieran hacer con ella.

El más mínimo resto de vergüenza o pudor había desaparecido y pensó que si ellos la tocaban, ella también podría y comenzó a acariciarles la entrepierna. Al poco tiempo, ya tenía un pene en cada mano y con torpeza les masturbaba a la vez mientras ellos mordían y lamían sus p

echos. Gimió de forma escandalosa cuando Alberto desde atrás, sin apartar la mano de Alvaro la introdujo sus dedos en el coño…

Se la estaban repartiendo hasta en los más pequeños rincones… La gustó sentirse deseada por dos hombres al tiempo… No podía negar que su sexo la ardía de deseo y que estaba esperando que cualquiera de ellos, o los dos a la vez la tomaran…

Los gemidos de los chicos aumentaban y sus penes se endurecían cada vez más.

Alvaro la hizo reclinarse un poco… Al principio no entendió que quería hacer… La agarró por la nuca y fue empujando su cabeza hacia abajo, acercando el pene a sus labios hasta conseguir rozárselos… Dócil comenzó a besar despacio la punta de aquella polla. Por unos instantes su mano abandonó la picha de Alberto y acarició los cojones de Alvaro… Dentro de su boca fue sintiendo como aumentaba su dureza… Desde atrás el pene de Alberto intentaba sin éxito encontrar su entrada….

Los gemidos entrecortados la avisaron que el líquido comenzaba a brotar… Tuvo el tiempo justo de apartar la cara y un potente chorro de semen la salpicó todo el rostro bajándola por el cuello hasta los pechos. El resto de esperma siguió el mismo camino volviendo a pringarla las tetas….

Alberto la volvió de inmediato hacia él… El ver sus tetas cubiertas otra vez de esperma pareció excitarle aun más… Se lanzó enfebrecido a chupar el pezón por el que resbalaba el jugo de su amigo… Luego cogió sus manos y la hizo acariciarse los pechos y extender por ellos los restos de la corrida… Alvaro se había situado a la espalda… Le besaba el cuello y le tocaba mientras la miraba… Impaciente cogió su mano y la obligó a coger de nuevo su polla… Volvió la cara buscando la boca de Alvaro mientras ella se esmeraba con sus mejores caricias… No tardó en seguir su camino y pudo sentir el caliente líquido entre sus dedos. Eso la volvió loca…. incapaz de controlarse, dirigió la mano a su sexo…

Escandalosamente comenzó a masturbarse delante de ellos… Alberto fue el primero en apuntarla con su pene… Alvaro siguió su ejemplo…. Los dos comenzaron a regar su cuerpo…. Mientras recibía los calientes chorros su mano aceleraba los movimientos…. No paró hasta conseguir llegar al orgasmo…

Cuando se corrió, aun jadeante, les miró sonriendo… Volvió a dar el agua… Dulcemente limpió sus pollas con la esponja…

Comenzó a vestirse tranquilamente… No se atrevía a mirar…..Sabía que los dos estaban juntos en la ducha… No quiso mirarlo pero supuso perfectamente dónde estarían las manos de Alberto… Por unos instantes envidió a Alvaro… Él podía tocar el cuerpo que tanto deseaba… Mezclados con el ruido de las duchas, creyó oír gemidos… Tuvo que esperar un buen rato a que se vistieran y la llevaran a casa en la furgoneta…

Alvaro y ella ocuparon los asientos delanteros…. Alberto se sentó en el trasero… Durante el camino Alvaro conducía sin pronunciar palabra… Al poco tiempo de arrancar la furgoneta, Alberto se inclinó hacia delante… Alvaro puso música en la radio… Salieron de la ciudad y la furgoneta quedó completamente a oscuras… Sólo de vez en cuando se iluminaba fugazmente con las luces de los que venían de frente…

Amparada en la oscuridad, una de las manos de Alberto comenzó a deslizarse sobre su ropa… Sus dedos la hacían agradables cosquillas… Cuando llegaron a su pecho, su carne se puso de gallina… Casi inmediatamente su pezones respondieron afilándose….

Alvaro empezó a hablar… Alberto apenas le respondía… En una recta, con la excusa de que desde atrás no podía oírle bien, saltó el asiento y se colocó en medio de los dos… Alvaro por fin se calló…

Alberto puso la mano por encima del hombro y la dejó caer en medio de los pechos… Se recostó un poco en él… Disimuladamente la toco un poco por encima de la blusa, pero al ver que no decía nada, rápido metió la mano por dentro… La acarició primero uno y luego cambió de pecho… Los botones de la blusa no le permitían mover su mano libremente… Tranquilamente, fue desabrochando todos los botones…

Recostada sobre su cuerpo y a oscuras en la carretera no la importó que al hacerlo descubriera un más que generoso escote… Cuando la ropa estuvo a su gusto volvió a introducir

la mano, aunque ahora no se conformó con tocárselos por encima de la blusa… Sus dedos se internaron entre las copas del sujetador tocando descaradamente sus pechos… La carretera estaba muy oscura y salvo que Alvaro volviese la cara, no se daría cuenta de que la estaba sobando las tetas….

Con toda la cachaza del mundo sacó los senos de sus respectivas copas… No contento con eso, metió la mano por la espalda y soltó los corchetes… Los tirantes duraron poco sobre los hombros. El sostén calló por su peso y apenas la cubría los senos. No se molestaba ni en ocultarlos con la blusa. A fuerza de tanto tocarlos, llegó un momento en que más que escote las tenía completamente fuera… La tela estaba por debajo de sus pezones y casi ni cubría la base de sus pechos… Alberto indiferente seguía tocándola incansablemente las tetas…

Al rato, pareció cansarse y dirigió su mano a la entrepierna… comenzó a tocar su sexo por encima del pantalón… Después de ese agradable masaje se dejaba hacer de todo en silencio…

Extrañada del silencio miró hacia Álvaro… Sus ojos recorrieron la cabina… Sin que se hubiera dado cuenta, Alvaro había girado el espejo retrovisor hacia ella… En ese momento se dio cuenta de que la furgoneta iba muy despacio…. En penumbra vio reflejadas sus tetas desnudas… Alvaro no se había perdido nada…

La mano de Alberto se había colocado en la entrepierna de su amigo… seguramente le estaría masajeando su polla …

No dijo nada, ni tan siquiera resopló cuando la bajó la cremallera… Hábilmente, introdujo la mano por el lateral de las braguitas…. Si en ese momento Alvaro volvía la cabeza, vería como sus dedos se internaban en su coño… Se dejó hacer separando un poco más las piernas…

De reojo vio como la otra mano también bajaba otra cremallera… Los dos sabían perfectamente qué les estaban haciendo… ninguno tenía intención de protestar ni de parar ese morboso juego…

Discreta soltó disimuladamente el botón del pantalón… Alberto pudo meterla la mano entera y moverse con facilidad… Reteniendo el placer cerró los ojos y se recostó un poco más… Alberto empujó la sus pantalones y las braguitas hacia abajo… Los tenía casi a la altura de las rodillas…. De esa forma podía mover su mano con mayor libertad…

Ella se corrió en silencio… mordía su labio para evitar gemir…. Alvaro manchó los pantalones…

Cuando llegaron, Alberto la acompañó hasta dentro del portal… Allí se besaron… Alberto la recostó contra la pared bajo las escalera… Volvió a sobar sus tetas sobre la ropa… volvió a meter la mano bajo la blusa… Siguió besándola mientras aproximaba su cuerpo al suyo… Restregó su sexo excitado contra su entrepierna… No pudo evitar jadear… Al día siguiente iban a jugar una partida de cartas… Aceptó la invitación mientras Alberto se frotaba contra su coño cada vez con más energía al tiempo que, de forma soez y vulgar, susurraba en su oído cómo pensaba follársela al día siguiente….

No le oyó pero la mancha del pantalón delataba lo que acababa de pasar…

Subió las escaleras colocándose los pechos dentro del sujetador… llegó hasta su casa más que húmeda… No eran horas, pero por si acaso, esperó pacientemente hasta asegurarse que sus padres estaban dormidos… Aguantó un rato más por si cualquiera de sus dos hermanas pudieran oírla… sabía que tenía que madrugar pero no la importó….

Se desnudó completamente dentro de la cama sin apenas hacer ruido… Creyó oir la puerta de la cocina…. a lo mejor se había levantado alguien….

Sintiendo la excitante suavidad de las sábanas al rozar su piel, esperó pacientemente antes de masturbarse… Despacio recordó sus desnudos cuerpos en el gimnasio… sus caricias…

Recorrió su cuerpo imaginando que eran las manos de Alberto las que lo hacían… retorció sus pezones de la misma forma que se lo había hecho antes…. Jugó entre sus labios con su encendido clítoris…

Repasó mentalmente las formas del pene de Alberto… Aun tenía en sus manos su olor… De su boca no había desaparecido su sabor…

El envase de colonia fue un buen sustituto… Mordió con fuerza la almoha

da mientras se corría soñando con que ese placer se lo estaba proporcionando el pene de Alberto…

notenemosnick (arroba) hotmail.com

Autor: notenemosnick

notenemosnick ( arroba ) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.