Últimas historias

  • desflore culo

    Desfloré el culito de mi sirvienta

    Se movía como fiera, le pedí que se calmara y le puse el aparato en la concha. Empezó de nuevo su placer y ya con eso lo demás fue de lo más fácil, me la estuve cogiendo por el culo un buen rato hasta que no aguanté más, ella con el aparatito se había venido […]

  • vecina cuarto

    LILA MI VECINA DEL CUARTO B

    Ese día llegué a casa muy cansado, necesitaba de una muy buena ducha caliente, el trabajo no se adelantaba a pesar de mis esfuerzos y estaba realmente agotado. Busqué la ropa de recambio y me metí debajo de la regadera, estaba muy reconfortante y ¡¡¡como necesitaba de esa catarata de agua sobre mi cuerpo!! Me […]

  • cogida microbus

    Cogida en el microbús

    Con una mano seguía guiando su tremenda pija en la entrada de mi culito y con la otra me tomó fuertemente del pelo y me dijo: te prometo que te la voy a poner despacito. Me calmé. Abrí todo lo que pude mis cachetes y la dejé entrar mientras mordía el suéter que tenía como […]

  • motel relato

    Motel

    Llevaba casi un mes trabajando hasta 11 de la noche, anotando nombres y viendo caras desconocidas en este lugar, pero siempre con una morbosidad tremenda por ver a muy bellas mujeres entrar y salir como si nada pasará, siempre venían vestidas de prendas provocativas como lo son de minifaldas y tacones, y más aún cuando […]

  • mis aventuras

    Mis aventuras (IV)

    Junto a tres amigas, el protagonista disfruta de un «postre» muy especial Hola, me llamo Alejandro, tengo 19 años, y me gusta mucho el sexo. Estoy ya cansado de tantos relatos que cuentan relaciones tan rápidamente, en las que sólo hay una cogida y todo se acaba, que quiero presentar mis ideas con más originalidad, […]

  • castillo medieval

    CASTILLO MEDIEVAL

    Se alojaron en un castillo, todo era perfecto para pasar toda la tarde amándose Una deliciosa ocasión en la que mi pene conoció una vez más el calor de tu ano… sentada sobre mi recibiste por tu propio peso el grueso y largo de mi sexo dentro de tu cuerpo. Fue en un castillo donde […]

  • cfnm2

    Experiencia cfnm (2ª parte)

    Disfruta aquí, leyendo la primera parte de «Experiencia CFNM» Entonces ella se levantó y se puso detrás de mí. Yo ya sabía lo que iba a hacer. Martina no dejaba de acariciarme la polla, ahora ya lo hacía con exquisito cuidado y me arrancaba unos irreprimibles espasmos de placer. Ana se levantó y le tomó […]

  • toro erotico

    Toro

    Te echo tanto de menos, amiga. Desde que te fuiste, la vida en el internado es una tortura. No se trata solo de afrontar los quehaceres cotidianos sin ti, ni de aguantar día tras día que profesores y alumnos se broten, sino que además, no sé por qué, cantidad de cosas horribles están pasando últimamente. […]

  • cine sexo

    FOLLADA EN EL CINE

    El siguiente relato que os narro sucedió cuando estaba en la Universidad de Huelva. Un día los de Forestales hicieron una cata, a la que fui con varios amigos y amigas de mi clase. Compramos comida y bebidas y nos fuimos a La Rábida. Una vez allí preparamos la barbacoa, y metimos el hielo en […]

  • El cumpleaños de María Teresa

    Hola amigos del Marqueze, este es el primer relato que escribo aunque hesido asiduo lector desde sus inicios. Espero les guste para motivarme a relatar otros eventos….

  • casa pilar

    En casa de Pilar

    Por fin llegaba la hora de terminar la tarde más larga de cuantas recuerde en la oficina, donde continuamente miraba mi reloj en busca de que las manecillas me dieran la 8 y así poder salir corriendo a casa a ducharme y a vestirme para la cita que tenia en casa de pilar. Por fin […]

  • experiencia cfnm

    Experiencia cfnm (1ª parte)

    Lucía y yo llevamos 1 años juntos. Desde hace 3 semanas vivimos juntos. Nuestra vida como pareja es bastante aceptable. No nos cerramos a casi nada y practicamos casi todas las modalidades se sexo consentido. Lucía tiene dos amigas con las que queda a menudo, Ana y Martina. Desde que vivimos juntos algunas tardes vienen […]

Las mujeres vestidas y los hombres desnudos, esta, aunque es una visión muy general es la que explica un poco el sentido de los relatos CFNM, los cuales paralelamente al BDSM han conseguido cosechar cada vez más adeptos debido a las altas dosis de erotismo que integran y a esos toques de control sobre el otro que pueden llegar a encender tanto a quienes se identifican con estos gustos sexuales tan elaborados.

Este tipo de fetichismo es una práctica bastante excitante ya que rompe con aquellos esquemas en que la mujer es la que debe estar presta a encargarse de satisfacer todos los deseos y peticiones del hombre, aquí, por el contrario, son ellas quienes se apoderan de la situación y disfrutan a plenitud lo cautivante de tener a un hombre desnudo tanto para observar como para ejercer un rol de dominación.

Fantasías que van de la observación al toqueteo

La agrupación del conjunto de iniciales CFNM corresponde a las palabreas en inglés Clothed female, nude male, de manera que las fiestas de solteras, por ejemplo, resultan ser una de las mejores ocasiones para rendirse ante sus encantos y de eso dan cuenta las narraciones eróticas aquí compiladas, donde grupos de chicas se aseguran de que los hombres asistentes permanezcan completamente desnudos para someterlos al más intenso disfrute sexual.

Tal y como cualquier otro fetiche, este es un juego bastante candente que tanto si se empieza a gestar en la imaginación como si abarca el plano de la realidad es altamente sugestivo. Llama la atención que algunas personas encuentran gusto de manera exclusiva en el observar y esto es lo que determina el que estas sesiones no siempre culminen en un contacto sexual explícito. Una inolvidable fiesta sexual de CFNM o quizás una pareja que se aventura a explorar y salirse de lo tradicional, todos estos detalles pueden abrir paso fácilmente a despertar esa lujuria adormecida.

¿Excitación por los zapatos?

Adicional a lo anterior, esta sección integra un tópico bastante especial, el cual se dedica a revelar los placeres que puede desencadenar la excitación por los zapatos, aquel eterno signo de feminidad que facilita un deleite visual ante la contemplación de ese imponente tacón que le acompaña.

Es curioso que a nivel psicológico se plantee que el gusto por los zapatos se asocie a la fascinación por la vagina o a la concepción inconsciente de ser asociados con la virginidad, sin embargo, sin importar cual sea el origen de este fetiche sexual, lamer unos zapatos con ferocidad, eyacular en el calzado, masturbar con ello o aquello que hacen los más osados de introducirlos por la vagina o el ano, son gustos o inclinaciones que pueden hacer parte sin inconveniente alguno de los más eróticos encuentros que pudieran llegar a planear.