Tiempo de conocerse (II)

¡Comparte!

Este es la continuación de mi relato anterior.- A los lectores que no lo hayan leído les recomiendo leerlo para que no sea como entrar en el cine con la película empezada y ver primero el fin y luego el principio.-

Este es la continuación de mi relato anterior.- A los lectores que no lo hayan leído les recomiendo leerlo para que no sea como entrar en el cine con la película empezada y ver primero el fin y luego el principio.- Luego de comenzada la desigual batalla dado que éramos tres mujeres muy ardientes con tres muy buenos machos pero hombres al fin, les dimos una pequeña tregua para que no cayeran en la demanda.- Tanto Laurita como yo y también mi inolvidable Úrsula somos chicas, no voy a decir insaciables pero si muy ardientes, nos gusta el sexo a rabiar.- Además nos gustamos mucho y nos gusta revolcarnos juntas.-Tenemos varias características similares y una de ellas es ser exhibicionistas, sobre todo yo.- Luego que Raúl me comió la colita y junto con Laurita saboreamos el semen depositado por Raúl en la carita de ella seguimos con ganas de seguir retozando nosotras y que los demás nos miraran.-.

Estuvimos por unos momentos acostadas una al lado de la otra y conversamos un poco.-

-¿Te gustó coger con mi papi?-le pregunté al oído.-

-¡¡Uyyy, sí!! Es muy buen mozo y tiene un lindo físico.- me respondió.-

-Pero no la tiene tan grande como las de Raúl y Mario.—agregué

-No, pero me gustó igual, es bastante gruesa y me sacudió como a mi me gusta.-

-¿Le vas a dar el culito?

-¿Y vos qué creés?

-¿La verdad, la verdad?

-¡Sí!

-Creo que tenés unas ganas locas de dárselo.-

-Hace poco que nos conocemos pero veo que me conocés muy bien.- La miré a los ojos y le dije:

-Siempre quise conocer a una chica como vos para que fuera mi amiga íntima y hacer de todo en compañía de ella.-

-¿Estás contenta conmigo?- me preguntó.-

-No sólo me tenés contenta sino que vivo más caliente desde que te conocí a vos y a Mario.- fue lo que le respondí y era sincera.- No hablamos más.- Comenzamos a darnos tiernos besitos los que terminaron convirtiéndose en apasionados besos de lengua acompañados por mutuas caricias en nuestras tetitas y en nuestras zonas genitales.- Nuestra calentura llegó a un grado tal que terminamos rodando en la cama en un delicioso 69 a la vista de todos.- Mi papi estaba sentado al borde de la cama y mi mami sentada en el sofá flanqueada por Raúl y Mario.-Ella manoseaba nerviosamente las vergas mientras que ellos le sobaban las tetas con la miradas fijas en nosotras.- Mi papi estaba sentado al borde de la cama con su verga al máximo.- En determinado momento Laurita estaba debajo de mi cuerpo y mi culo al alcance de la mano de mi papi .- Me lo comenzó a acariciar, lo miré por encima del hombro sonriéndole, haciendo gestos provocativos con mi boca y con la más puta de mis caras.- No resistió la tentación de meter su lengua en mi ano y comenzar a viborearla.- Lo dejé, ya que lo que estaba haciendo era delicioso.- Creo que mi papi tenía ganas de comenzar a sodomizarme ,algo que nos gusta a los dos pero a mi también, de vez en cuando, me gusta hacerme desear.- Además, soy muy fisgona y quería ver cómo le daban por la cola mi papi a Laurita y ver cómo mi mamá se engullía toda la verga de Mario por el fabuloso culo que tiene.- Estaba segura que Mario deseaba sodomizarla.- Sonriéndole con malicia retiré mi ano de la cara de mi papi.- Le pedí a Laurita que se pusiera de rodillas con el culito bien en pompa porque tenía ganas de chupárselo.- Le indiqué de qué manera hacerlo buscando que su anito quedara bien cerca y a la vista de Roberto, que así se llama mi papi.- Me arrodillé al lado de sus fabulosas caderas.- Aferré sus nalgas con cada una de mis manos y jalando hacia fuera dejé su sabroso anito al alcance de mi boca.- Comencé a titilar la lengua por los alrededores de su esfínter. Qué delicia ver aquel orificio que era un pequeño frunce en su piel.- Se contraía y se dilataba…como esperando.- Muerta de deseo hundí me lengua en aquel ojete tan tentador.-Lo hice con desesperación.-

-¡Mirá papito que lindo ojete que tiene Laurita! ¡Mira cómo se abre! Lo estoy abriendo para vos.-¿Te gusta? ¡Laurita!!-exclamé- ¿Querés que mi papi de rompa el culito? ¡¡eeehhh! ¿sí? Ella n

o respondió.- Se limitó a dar vuelta su cabeza y mirarnos sonriendo con malicia.-

-Vení papito, arrimate.- Él se puso de rodillas con su pija apuntando al ano de Laurita que parecía el centro al cual apuntaba el arma de mi papi.-La pija de Roberto sin tener las dimensiones espectaculares que tienen las de Raúl y Mario es bastante grande y tan gruesa como la de ellos y por ser más corta parece que fuera más gruesa aún.-.- Quien no conociera las actividades sexuales de Laurita pensaría que era imposible que la pijota de mi papi pudiera entrar en un orificio tan pequeño.-Pero yo y ella sabíamos que sí, que no iba a sufrir, que por el contrario dentro de unos minutos iba a estar contoneándose enloquecida de placer.- Aferrada a los glúteos de Laura vi como la pija se acercó a su objetivo pero tentada por el manjar que tenía delante de mi cara acerqué mi boca, la abrí para darle cabida al glande y traté de engullirme la pija todo lo que fuera posible.- Mis labios reptaron lentamente avanzando unos centímetros por la palpitante carne, luego retrocedieron succionando hasta llegar al glande y al glande mismo como si mi boca fuera una ventosa.- Repetí tan delicioso juego varias veces lo que hacía lanzar quejidos de placer a mi papi.- A continuación posó el glande en el ano que debido a mi lengua y a mis dedos estaba bastante dilatado mostrando el comienzo de la encarnada y húmeda superficie interior del recto.- Una pequeña presión y miré extasiada como sus carnes se abrieron.- El esfínter se dilató increíblemente cuando la pelota que era el glande se alojó en su recto iniciando el proceso de una profunda y ancha abertura en el aquel cuerpo de carnes blancas, suaves, firmes y tibias.-Un ahhhh de placer salió de la boca de Laurita dando comienzo a una seguidilla de quejiditos de placer a medida que la estaca de mi papi entraba poco a poco en sus entrañas.- ¡Ay Gabrielita, que culito más sabroso me estoy comiendo!!!exclamó Roberto.- ¡Sí, papito, rompéselo todo que a ella le gusta!! ¡¡Dale fuerte!!! No aguantaba más mi calentura.- Repentinamente sentí un deseo incontenible de hacerme dar por Mario, pero por la conchita; hacía rato que estaba palpitando de deseo.- Di casi un brinco , me paré frente a Mario y lo así de la pija.-

-Vení Mario, vamos a coger.-Después sigue con vos mami, ¿me dejás? Ella sonrió moviendo la cabeza afirmativamente.

Laura estaba cogiendo y gozando como una condenada en el centro de la cama olvidada de todos nosotros.-Su presente era gozar con la pija de mi papá revolviendo sus entrañas.

Me acosté boca arriba al lado de Laura.- Ella al darse cuenta de mis intenciones se corrió un poco para hacerme más lugar.- Entonces pude abrirme bien de piernas y esperar que Mario me ensartara sin ninguna clase de preámbulos.-Su pija estaba empapada por la saliva de mamá y mi conchita estaba empapada por mis propios jugos vaginales.- Mario hizo rozar el glande repetidas veces en mis labios genitales y en mi clítoris.- Una ola de placer recorrió mi cuerpo desde mis tetitas hasta mi conchita y mi ano.- Una vez ubicado el glande bastó un suave empujón para que mi vagina se abriera y el glande comenzara a deslizarse muy apretado y lentamente por la pared interior.-Me abracé a su cuello y mis piernas aprisionaron su tronco enganchando mis talones apoyados en su espalda.- Por encima de los hombros de Raúl veía a mi madre.- Estaba mirando a su hija como era ensartada hasta los pelos por la pija que ella misma había estado pajeando y chupando hacía pocos minutos.-Ella ahora lo hacía con la imponente pija de Raúl.- Sentí que el glande de Mario golpeaba contra mi útero.- Comencé a contonear circularmente mis caderas para que aquella pelota de carne dura y caliente friccionara los más recónditos rincones de mi vientre.-Era un placer desesperante.- Era un círculo vicioso en el que el placer engendraba deseos de placeres mayores.- ¡¡Aaaay, papito, la siento toda bien adentro!!! ¡¡Sí..! ¡Así!…¡Así!!!¡¡Fuerte!! ¡¡Fuerte!! ¡¡ Cogeme bien cogida!! ¡¡Así..! ¡¡Así…!¡Qué linda pija!¡¡Aaaaah!! ¡¡Aaaah! El roce de aquella descomunal verga en mis entrañas me enloquecía de placer.- ¡¡Más…! ¡¡Más…! gritaba yo.- Afirmé mis talones en el colchón y empecé a responder con mis propios empellones a los que salvajemente me estaba propinando Mario.-El hecho de saber que Laurita estaba cogiendo al lado mío con mi papi y qu

e mi mami estaba ocupada chupándole la pija a Raúl, a mi macho, sin dejar de mirarme incentivaba aún más el indescriptible goce que sentía en ese momento.- Miraba el rostro de Laurita que repetidas veces con los ojos ora cerrados ora en blanco miraba al techo gozando con la verga de mi padre revolviéndole el culo.- En medio del goce nuestras miradas se cruzaron y acercó su rostro al mío.- ¿Estás gozando , puta?- le dije-Estaba con su rostro desfigurado por el placer a escasos centímetros y sentía el calor de su aliento en mi cara.- En esos momento me convierto en una bestia, pierdo el control de mis palabras y de mis actos .- Digo y hago cosas asquerosas.- Por un impulso incontrolable y viendo la cara de puta gozadora en que se había convertido la delicada carita de Laura lancé varios escupitajos a su rostro.-Un ahhhhh de placer escapó de su rostro ante un violento empujón de mi papi que sacudió su cuerpo.-Algunos chorros de mi propia saliva cayeron en mi cara.- Me miró sonriendo con una sonrisa lujuriosa y dejó caer de su boca chorros de saliva que bañaron mi cara para luego acercarse y comenzar a besarme y a lamerme como una perra.- En dos o tres momentos pude retener un orgasmo inminente pero no pude resistir más.- Lo que hicimos Laura y yo pareció excitar a los machos que nos estaban cogiendo.- Los gritos de Laura se hicieron más fuertes y cortos y las embestidas de Mario en mi cuerpo anunciaban que un río de leche iba a inundar mi conchita. Sentí que me venía y que no podía aguantar más.- ¡¡¡Me viene.,.,!! ¡¡Me viene…!! ‘’’Aaaah….! ¡¡¡Aaaaah!¡¡Dame tu leche!! Acabamos simultáneamente.- Al mismo tiempo que mi vagina apretaba y ordeñaba su verga , sentía el golpeteo de sus tibios chorros de leche en la boca de mi útero.- Estuve varios segundos tiesa, apretando firmemente el cuerpo de Mario contra el mío, con todos los músculos de mi cuerpo como agarrotados y sólo mi vagina y mi ano palpitando, latiendo como corazones, contrayéndose y relajándose en un orgasmo que apenas finalizó me dejó como muerta, agotada, respirando agitadamente y empapada en sudor.- Cada vez que vivo un momento de esos me convenzo que coger y tener un orgasmo de esos es el placer más grande que una mujer pueda experimentar.

Cuando volví a prestar atención a Laura y a mi papi ya habían cambiado de posición.- Ahora ella estaba encima de él haciendo un 69.- Veía a mi papi abrazado a sus preciosos muslos chupándole la concha y a ella prendida a su pija pajeádolo y chupándolo alternativamente.- Del modo que lo hacían se notaba enseguida que estaban por acabar.- Y así fue.-Mi padre empezó a emitir quejidos ahogados por tener la boca apretada contra la vulva de Laurita y a ésta emitiendo ruidos guturales tragándose todo el semen sin dejar que se perdiera una gota mientras que el endurecimiento y relax alternativo de sus nalgas eran la muestra visible de sus contracciones genitales.- Lo que vieron mi mami y Raúl fue demasiado.- No se pudieron aguantar.- Mi mami arrodillada en el sofá tenía detrás a Raúl , quien estaba cogiéndosela por la concha, pero en forma totalmente animal , casi perversa diría yo.- ¡Si, Raúl, dame fuerte!! ¡¡¡Fuerte!!!! ¡¡Fuerte!!! ¿Así puta, así?- respondía él a la vez que apretaba sus nalgas cuando la sometía con empellones violentísimos que le sacudían el cuerpo.- Ella tenía las manos apoyadas en el respaldo del sofá y los hermosos melones que tiene como tetas se balanceaban al ritmo de los empellones.- Cuando podía se los acariciaba ella misma apretándose los pezones con la yema de los dedos.- ¿Te gusta que te rompa toda, eh? ¡Sos una puta!!! insultaba él.- ¡Sí, negro, matame, rompeme toda!! ¡¡Pegame!!! Él haciendo honor a su aspecto de cavernario, como un bruto comenzó con una serie de fortísimas palmadas en sus glúteos dejando en ellos las rojas huellas de sus manos.- Lejos de dolerle , lo que hacían los golpes eran enardecer más a mi madre aumentando su goce y su deseo de ser maltratada.- Mientras gozaba no dejaba de mirar con mirada cómplice a mi padre.- Sé, porque ella me lo dijo, que les encanta a ambos que ella coja con otro en sus propias narices.-Todas las mujeres en el fondo tenemos una pequeña dosis de masoquismo que aflora en esos momentos ; y también los hombres denotan cierto grado de sadismo en las mismas situaciones.-Más adelante les contaré acerca de algunas fantasías mías, fan

tasías por ahora, que están relacionadas en parte con este tema del sadismo y el masoquismo.- Mi mami llegó un momento en el que respondiendo como una bestia a los empellones que le propinaba Raúl acabó emitiendo gritos de placer.- Raúl siguió disfrutando de las caderas de mi madre.- Cuando notó que estaba por acabar mi madre se arrodilló rápidamente delante de la negra pija de Raúl, comenzó a masturbarlo frenéticamente y esperó con la boca abierta que comenzaran a brotar los chorros de semen.- Cuando el orgasmo se hizo inminente abriendo desmesuradamente la boca se introdujo el glande tragando la leche sin dejar caer una sola gota. Se sintió un chasquido cuando Raúl se la sacó pero ella se la metió otra vez permaneciendo unos instantes succionando con placer aquella pija que había perdido muy poco de su erección.- Yo estaba en brazos de Mario masturbando suavemente su pija que estaba resbalosa y muy dura y Laura en los de mi papi mirando fascinados el gozo de mi mami y Raúl.- Gabrielita- me dijo Mario- qué buena está tu mamá! Tengo ganas de cogérmela por el culo.- agregó.- Le va a encantar- le respondí.-Mamá, vení!!-después de llamarla me dirigí al sofá en donde estaba con Raúl.-Ella se había puesto de pie.- Andá con Mario- le dije ya frente a ella y me senté en la falda de Raúl.- Mario desde la cama la estaba esperando manoseando su verga y sonriendo maliciosamente.- Mientras tanto detrás de él mi papi y Laurita se estaban haciendo arrumacos como dos tortolitos.- Mi mamá se acostó al lado de él y lo primero que hizo fue llevar su mano en dirección a la pija de Mario para comenzar a acariciarla en una especie de suave masturbación.- Comenzaron a besarse apasionadamente.- Algo le dijo Mario al oído de mamá respecto a sus intenciones porque luego de unos minutos de mutuas caricias y chupones ella procedió a ponerse de rodillas.- Laurita que ya había perdido toda clase de pudor y recato ya no tenía empacho en ciertos momentos de tomar algunas iniciativas.- Se arrodilló detrás de las caderas de mi mami y comenzó a besar sus nalgas y su raja y terminó metiéndole la lengua en el ano mientras apretaba firmemente las suaves nalgas .-Mi papi se sentó en la almohada delante de la cara de mi mamá y le puso la verga al alcance de la boca.- Poseída nuevamente por la lujuria, en conocimiento de que iba a ser sodomizada por Mario comenzó a mamar con evidente deleite la pija de su marido.

Mi amor, ´decía mi papá- quiero ver como te rompen el culo.— ¡Sí, mi amor, sí!! fue su corta respuesta porque después de sacudirle la pija se la engulló .- Ver a mi madre siendo besada, acariciada, chupándole la pija a mi papá, con el culo para arriba, muerta de calentura sintiendo como Laurita le besaba el ano preparándoselo a Mario era una escena que a mi y Raúl nos tenía fascinados.- Yo manoseaba la verga de Raúl que se mantenía erecta.- Mario se ubicó de rodillas ante el altar que eran las caderas de mi mamá.-Había una cierta separación entre su cuerpo y el de ella debido al tremendo tamaño de su descomunal verga que es tan gruesa pero más larga que la de Raúl que yo sé que mide 26 cms.-Estaba parada al máximo, bien dura y bien derecha.- Parecía un grueso caño casi negro con la punta redondeada por un glande que parecía una manzana de tan grande que es.- ¡Y todo eso se iba a introducir en el recto de mi mama!! Yo sé lo que es gozar con una pija de esas y estaba deseando verla a ella hacer lo mismo. Laurita aferraba las nalgas de mi madre, las tenía bien tirantes por lo que su esfínter que ya había sido dilatado por la lengua y los dedos de mi amiga mostraba la roja entrada de su recto.- Mario apoyó el glande en ese lugar.- La diferencia de diámetros era enorme, pero la sabia naturaleza hace que los músculos de la mujer se dilaten de una manera increíble para permitir penetraciones que son aparentemente imposibles.- Laurita para facilitarle la tarea a ambos y por qué no porque le encanta hacerlo salivó y mamó por unos instantes la pija de Mario.- Ella misma la tomó y la acercó depositándola a la entrada del ano.- Raúl y yo sentados a un metro escaso no perdíamos detalle.- Una pequeña presión y las carnes de mi madre se abrieron increíblemente permitiendo que la descomunal cabeza de aquella pija penetrara en su ano.- Un ¡¡ahh

hhh! , un apretar de dientes y el aire entrando a los pulnones a través de ellos marcaron el comienzo de la brutal penetración en las entrañas de mi madre.

Los ¡¡ahhhhh! que brotaban de los labios de Mariana que mantenía los ojos cerrados se sucedieron uno tras otro delatando el lento avance de aquella masa de carne forzando las entrañas de mi mamá.— Parecía que no iba a terminar nunca de metérsela.- La porción de pija que estaba afuera se iba acortando de manera muy lenta .-Pero llegó un momento en que sus cuerpos quedaron unidos .- Luego de unos instantes empleados en disfrutar del hecho de haber logrado una total penetración. Mario echó su cuerpo hacia atrás hasta sacar toda su pija, excepto el glande de la barriga de mi madre. Lo volvió a meter todo lentamente pero sin detenerse.-Extasiada de placer un largo ¡ahhhh! brotó de la boca de mi mamá.- Para completar más aún ese cuadro de lujuria, Laurita que demostraba estar también muy caliente al ver como su macho se cogía a mi mama, se acostó debajo de ella en posición de 69.- Mi padre tenía al alcance de su pija la boca hambrienta de mamá y la no menos hambrienta concha de Laurita.- Mi mami comenzó a lamer y a chupar la deliciosa cajetita de mi amiga.- El rostro de mi madre desfigurado por el placer, por la lujuria, empapado de saliva y jugos vaginales miró diabólicamente a mi papá.- No hubo necesidad de palabras.- Mi papi postizo enterró sin miramientos su estaca en la conchita de Laurita que dejo escapar un ahhhh amortiguado por los labios genitales de mi madre que estaban siendo sometidos por ella a un brutal lameteo.- Esa tarde pude ver a mi madre con la lujuria en su máximo esplendor.- Lucía como una fiera gozando a más no poder.- Ese espectáculo hizo que los jugos vaginales se deslizaran por mis muslos.- Metémela!!!- le dije a Raúl.- Sin esperar su respuesta me levanté un poco apoyando mis pies en la alfombra, tomé su negra verga, la hice rozar varias veces en mi mojada vulva, me metí el glande en la vagina y me dejé caer lentamente sentada en aquella pija.- Su roce al penetrar en mi vagina eran clarinadas de placer.- Sentía el aliento cálido de su respiración en mi nuca y en mi cuello, mientras que sus tibias manos agarraban cada una de mis tetitas y me fregoteaban los pezones con la yema de los dedos.- A esta altura a Raúl le cuesta un poco acabar lo que a mi me conviene porque mientras se demora yo disfruto como loca con su pija dura dentro de mi cuerpo.- No sé cuanto tiempo estuve así, bien ensartadita viendo como mi madre gozaba de múltiples orgasmos.-Cuando mi madre acababa Raúl se la sacaba y se la metía en la boca a Laurita que al ver ese movimiento dejaba de chupar a mi mamá y abría la boca para chupársela a él con evidentes muestras de placer.- Pero llegó un momento en que ni mi papá ni Mario pudieron aguantar más.- Después del último orgasmo de Mariana, los movimientos tanto de Mario como de mi padre se hicieron más rápidos.- Sus alaridos de placer resonaron en la habitación cuando con chorros de espeso semen llenaron las bocas de mi mamá y de Laurita.- Mi amiga tuvo su último orgasmo en el preciso momento en que su boca se llenaba de leche.-Al acabar movió su cabeza a un costado con los ojos cerrados, la pija de Mario escapó de su boca, llegó al orgasmo con el semen saliendo por la comisura de sus labios y con los últimos chorros golpeando en su cara.- Fue un espectáculo alucinante igual que en las películas porno pero en vivo, delante de mí que también llegué a un orgasmo junto con Raúl que en ese momento me vapuleaba sin lástima.-.- Trato de contar todo tal cual pasó pero es muy difícil entrar en todos los detalles y más cuando son varias las parejas que están en una misma habitación.- Tengo la esperanza de que mis relatos sean lo suficientemente claros para que tengan una idea cabal de todas o casi todas las cosas que sucedieron en esa tarde de un frío sábado.- Últimamente los acontecimientos se están desarrollando uno detrás de otro por lo cual mis relatos corren con cierto atraso.- Ya pasaron tres semanas de los hechos que relato aquí.- En esas tres semanas ocurrieron algunas cositas que tengo ganas de contárselas y que me alegraría saber si tienen ganas de leerlas.- Besos

Autor: Gabriela

prettygaby ( arroba ) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.