Safari (I)

¡Comparte!

Jamás imaginé ganar el concurso fotográfico; aunque era lo que más deseaba en el mundo!!!

La compañía para la cual trabajo me seleccionó entre las mejores empleadas que participaron con sus fotografías; así que por un lado me había ganado una licencia de estadía de 10 días; y por el otro una semana todo pago con viaje incluido para fotografiar la selva y reservas faunísticas africanas. Que más podía pedir!!!

Así que hice mi equipaje y salí hacia la aventura!!!. La aventura en todas sus formas!!!…

El viaje fue a-go-ta-dor!!!… Arribé al aeropuerto de Ciudad del Cabo donde me esperaba un comité de bienvenida patrocinado por la línea de películas de filmación para la cual trabajaba, y un traductor. Mas que nada para la lengua nativa ya que yo manejaba el inglés casi a la perfección. Con el idioma no tuve inconvenientes por el tiempo en el que permanecí en el hotel de Ciudad del Cabo. Luego nos trasladaron en camioneta a los bungalous de la zona turística de la ciudad de Kinshasa. para luego partir al día siguiente a las reservas volando y recorriendo distintos puntos del África; como así también internarnos en la plena selva africana. Allí pude descansar un poco

Yo era la única mujer blanca del grupo de ganadores del concurso. Había hombres, mujeres y hasta jovencitos, mexicanos, brasileños, orientales, etc; que trabajando para la misma empresa multinacional ganaron el concurso en otras partes del mundo.

El África era una de las tantas maravillas del mundo que anhelaba conocer. Y hasta ese momento mis deseos parecían hacerse realidad!!!

Una vez internados en el territorio volamos en una avioneta por el desierto del Sahara. Su clima completamente árido y las casi blancas arenas cruzadas por cielos límpidos y celestes nos permitían apreciar el vuelo de infinitas bandadas de aves que iban en busca de lugares más adecuados para su vida; brindaban un majestuoso espectáculo!!!… Yo no hacía más que disparar una foto tras otra; buscando la mejor perspectiva para mi imagen. Hasta que volando llegamos al Kalahari.; meseta desértica, pero con mejores condiciones para la flora y la fauna. Desde lo alto manadas de antílopes, búfalos, jirafas, etc… ; cruzaban la meseta.

Caía la tarde cuando el cielo resplandeció en miles de colores!!! Maravillada por ver tanta belleza gatillé una vez tras otra mi cámara para plasmar en mi película el instante supremo donde el cielo se une con la tierra… El sol era una bola color naranja-fuego que lentamente se ocultaba como llamando a una manada de antílopes que, pareciera ser; iba a su encuentro… Que belleza que era todo!!!

Con el transcurrir de los días el recorrido terrestre lo hicimos en camionetas perfectamente equipadas al mando de uno de los descendientes de la tribu masai. Era un negro que al verlo me impactó… Su altura oscilaría en 1,87 a 1,90 metros. Cabello negro mota bien pegado al cuero cabelludo, parecía como si estuviese tallado en su piel. Como digno descendiente de la estirpe de los masai, su piel parecía una seda negra… Al presentarse al grupo, lo hizo en lengua nativa; el bantú; típica de varias tribus africanas. Me llamó poderosamente la atención el color de sus dientes; se asemejaban a perlas blancas. Y a él se le notaba perfectamente lo impactado que estaba por la blancura de mi piel…

Gracias al traductor comprendíamos lo que quería decirnos. Todos subimos a la camioneta y ésta a un trasbordador, con el cual navegaríamos por todo el río Congo, hasta internarnos en su exuberante selva. Allí fotografié todo lo que estaba a mi alcance; inclusive a Siyawe.

Cuando salimos de la selva caminamos por la orilla del río hacia donde se había montado el campamento. Estaba anocheciendo y una gran fogata se prendió entre las carpas al igual que en los alrededores; para ahuyentar alimañas o animales salvajes. A lo lejos se escuchaba el sonido de unos tambores y cánticos nativos. Los negros que nos acompañaban también comenzaron a danzar y cantar al compás de esos tambores; como si fuera un rito. Hasta que de pronto Siyawe apareció con las ropas de un típico jefe cacique. Me maravilló lo hermoso de su escasa vestimenta y el colorido de sus plumajes; pero más me cautivó y excitó los movimientos contorneantes que realizaba con su cuerpo al compás del

canto.

Pude apreciar su cuerpo perfectamente torneado como toda una esfinge negra. Era pura fibra danzando… Su baile me erotizó a tal punto que comencé a sentir mi humedad… Me levanté de donde estaba sentada observando y caminé hasta el gran árbol que internaba sus raíces en el río; y allí me quedé por largo rato hasta que todo se silenció. Cada uno había ido a dormir a su tienda cuando la luz de la luna iluminó el río. El movimiento de las aguas me asustó y casi quedé paralizada; hasta que vi salir de ellas a Siyawe. Fue entónces cuanto más me erotizó la escultural belleza de ese dios de ébano que corría hacia mí; sentía mi humedad deslizarse por mis piernas al tiempo que mi respiración comenzaba a agitarse aún más…

A unos metros se encontraba su ropa, se detuvo frente a ellas, nos miramos fijamente; tomó su ropaje del suelo exclamando unas palabras que no comprendí y se retiró hacia la tienda; cubriéndose sus partes más íntimas… Lo cual lamenté mucho!!!… Pensé que tal vez pudo haber sentido vergüenza por estar desnudo frente a una mujer que no era de su raza; pero no daba la impresión de ser el tipo de hombre que se recate frente a una mujer…

A la mañana siguiente nos dirigimos a una de las reservas; y yo aproveché la ocasión para sentarme en la camioneta a su lado. Me subyugaba su estampa tan viril… El balconeo de la camioneta hacía balancear nuestros cuerpos al punto de estar constantemente chocándonos. Yo; lo observaba y él, me sonreía. El roce de nuestras piernas y de su fibroso brazo sobre uno de mis pechos, ya me estaba calentando… El calor era abrasador, mi musculosa estaba empapada de sudor; lo cual la ceñía más y más a mi cuerpo marcando mis pezones erectos. Él también sudaba tanto que se quitó su camisa y fue ahí que un balquinazo logró que nuestros torsos se rozaran…; excitándome más por sentir la fragancia viril que emanaba su negro cuerpo lustroso.

Transcurridas unas tres horas de viaje llegamos a la reserva. Bajamos de la camioneta y nos reparamos a la sombra de unos árboles. De un lado se encontraban comiendo una manada de jirafas; y del otro lado de los árboles más altos una pareja de elefantes se encontraban apareándose alejados de su manada. Siyawe dio indicaciones al traductor acerca de no alejarnos y no hacer demasiados ruídos. Con mi cámara saqué varias fotos y luego atrapó mi mirada la forma en que se apareaban los elefantes; es más quedé atónica cuando vi con el zoom de la cámara el miembro del animal. Guauuu!!!…medía… calculo, unos 50 centímetros aproximadamente. La escena me dejó perpleja. Me apoyé sobre el árbol y comencé a disfrutarla…, pensando cómo sería coger con Siyawe… De pronto sentí una respiración sobre mi cuello y era él que apoyándose en el árbol contemplaba junto a mí el fantástico espectáculo!!!…

Su respiración erizaba mi piel y su fragancia a macho africano empezaba a excitarme más y más al punto que… mi respiración se aceleró y ya la humedad que libraba mi vagina asomaba en el short. Me tomó de los brazos, expresó unas palabras que no entendí y me llevó tomada de la cintura hasta la camioneta.

Continuamos recorriendo la reserva y sacando fotos durante todo el día. Estaba atardeciendo cuando vi a Siyawe alejarse del campamento y dirigirse hacia la laguna. Fui tras de él y lo observé quitarse su bermuda y arrojarse al agua completamente desnudo. Lo vi nadar y saltar en el agua y me dio ganas de estar allí con él. Asomaban las primeras estrellas en el firmamento cuando me quité la ropa y caminé hacia la orilla. Con todo su bello torso sobre el agua me observaba mientras me dirigía hacia él. Extendió su mano y nadé a su encuentro. Nadamos y nos arrojamos agua riendo mientras nuestros cuerpos se rozaban, se balanceaban casi… al punto de tocarse. Me pareció tener un calambre en una de mis piernas cuando él me tomó fuertemente entre sus brazos y pude sentir la majestuosidad!!!!…, de su miembro viril… Llevé una de mis manos bajo el agua para palpar lo que sentía…, cuando él me alzó y me llevó a la orilla. Parados en la arena bajo la luz de la luna nos miramos y nuestros cuerpos su juntaron… Me tomó por la cintura y mis manos se d

eslizaron suavemente de manera casi imperceptible sobre su pecho… Acaricié sus tetillas, las cuales me daban ganas de lamer!!!… Acaricié su fuerte espalda…; bajé y me así de sus pulposos negros y fornidos glúteos; acercando su miembro cada vez más a mi pubis. Él cubría con sus manos todo mi cuerpo; hasta que me arqueé de placer al sentir su miembro elevarse duro hacia mi puerta de placer!!!… Su gruesa boca se apoderó de mi boca… y mis jugos comenzaron a correr hacia abajo a toda velocidad… Luego sus labios se prendieron de mis pezones hasta ponerlos parados por lo duro. Con su mano jugó en la puerta de mi vagina hasta que los labios de mi vulva se tensaron…

El calor de la noche y el hedor de macho en celo me envolvía y me excitaban por demás!!!… Me prendí de su cuello, mis piernas abrazaron sus caderas y allí de pie en medio del descampado a la luz de la luna me cogió sin cesar… Nuestros jadeos eran más fuertes y acelerados… _ aja, aja,aja,aja,aja,aja,ajaaaa!!!!… jjjjaaa!!!, jjajajajajajajajaaaaaa!!!…

_ jjjjaaa!!!, brbrbrjjjaaaaahhhh!!!!…aaajjjajajaaaajjjjj!!!!…,mmmmjjjjajajaaaahhhh!!!!!….; emitía él mientras me cogía con movimientos circulares de cadera, en cada una de sus embestidas… Ello provocó un gran éxtasis en mí; hasta que comencé a gemír más y más fuerte de placer!!!…

_ Aaaaahhhhhhyyyyhhhhh!!!!!…..mmmmmmmaaaaahhhhh!!!!!, mmmmmaaaahhhyyyyyaaaahhhhh!!!

Y a Siyawe no le quedó más que cubrirme la boca con su mano; a la vez que me sostenía del culo, para elevarme empujándome el cuerpo y cogerme mejor!!!…

El tiempo parecía haberse detenido… Y el haz de la luna reflejaba la sombra danzante de la pasión de nuestros cuerpos sobre la arena…

Entre tantos jadeos y gemidos, el cuerpo me temblaba sin cesar y mis contracciones vaginales devoraban la verga de ese corcoveante semental africano…_ mmmmmmm!!!!!, mmmmmm!!!!, mmmmmhhhhh!!!!!…-se oía salír de mi ser…

_ brbrbrjjjaaaaahhhh!!!!… brbrbggggghhhhh!!!!…., aaaahhhhh!!!!, aaajjjajajajaaaajjjjaaahhhh!!!….

jadoó él hasta entregarme su preciado líquido marfil que inundó mi vagina; como lluvia de estrellas bajo la noche de luna llena… Tan llena de éxtasis y placer como yo!!!…

marianarod24 (arroba) yahoo.com.ar Recuerden que no abro archivos adjuntos Safari II !!!!…A partir del momento pasional vivido con Siyawe a la luz de la luna… En cada instante en que podíamos de nuestro recorrido por la sabana y la selva africana; lo aprovechábamos para apartarnos del contingente y fornicar hasta decir basta detrás de algún matorral o dentro de la camioneta cuando el grupo estaba entretenido sacando sus mejores fotografías. Claro… era algo rapidito pero más excitante aún al saber que alguien podía atraparnos infragantti!!!…A veces era solamente una mutua masturbadita, que resultaba más que gratificante!!! Sus carnosos y erotizantes labios jugueteando en mis tetas…, endureciendo mis pezones…Mi lengua metiéndose en sus oídos, su lengua alcanzando mis fauces. Por momentos las yemas de sus dedos apenas… tocaban mi piel; provocándome escalofríos… Mis manos acariciaban el contorno de su negro y esbelto cuerpo hasta llegar allí… donde el placer es infinito!!! Llevando a su miembro endurecido por la energía vertiginosa de mis habilidades manuales… hasta…; hasta hacer derramar su fluído sobre mis piernas…Otras aprovechando el día que llevaba una pollera corta de liencillo color té, sus dedos masajeaban mi botón de placer al punto de hacerme acabar; cubriéndose así, su mano de mis dulces zumos… Al tiempo que nuestros jadeos y gemidos eran apagados por los húmedos, calientes y profundos besos de lengua!!!…El deleite era compartido y cada vez dábamos más rienda suelta a nuestros sentidos!!!…El hecho de estar durante tantos días, juntos; compartiendo todo tipo de actividades en un lugar tan exótico como el África nos permitió explorar más y más nuestras anatomías…Con sólo verlo o escuchar el tono de su vos me excitaba pensando en cómo sería nuestro próximo encuentro y en que lugar de tan vasto territorio…Siyawe me sabía al más perfecto afrodisíaco!!!… ; tentándome a probarlo nuevamente en la primera oportunidad que tuviera…Por las noches nos buscábamos para unirnos en el éxtasis!!!… Yo no quería perder ni un segundo de tener s

u colosal cuerpo unido al mío…; y eso él lo sabía…En medio de la noche cerrada, el color de mi piel encandilaba sus ojos; los cuales irradiaban llamaradas de deseo. El sonido de los animales nocturnos apagaban mis gemidos, mientras yo escuchaba a Siyawe bramando sobre mi cuello como un salvaje en celo; el placer de su acabada… El último día de mi estadía en Kinshasa, lo pasé recorriendo la ciudad en busca de recuerdos que mas luego me remontaran a recordar lo vivido.Ya entrada la noche me retiré a mi bungalous a descansar, pues me esperaba un largo y tedioso viaje a Ciudad del Cabo y luego un interminable viaje en avión hacia aquí.Me di una ducha y me acosté para dormir.De pronto escuche un sonido similar al que emiten los animales en busca de su hembra; para aparearse luego de la conquista… Me levanté y fui a la puerta que daba a un patio y que también oficiaba como ventanal. Estaba abierto de par en par cubierto de unas bellísimas cortinas de voile que se movían con la brisa del viento. Inmediatamente divisé la silueta desnuda de Siyawe. Eso ya me había excitado sobremanera… Sentía escalofríos al sentir la sóla penetración de su mirada…Nuestras manos apenas se rozaron cuando percibí la fuerza potente de la energía que emanaba… Bajó los breteles de mi .camisolín de gasa rosa-dior y éste cayó lentamente deslizándose por mi cuerpo hasta terminar en el suelo. La luz de la luna iluminaba la habitación atravesando la suave textura de las cortinas… Caminé en derredor a él observando detenidamente, cada parte de su ana los suyos que cubrieron totalmente a los míos…; en el envión que mis piernas se abrazaron a sus caderas y mis brazos a su nuca. Mi vagina lubricada por tanto goce recibió gustosa la embestida de su miembro; que en medio de la tensión agradeció con un orgasmo!!!…La temperatura de nuestros cuerpos aumentaba con los segundos de tiempo… Hasta que en un desgarrador gemido de gozo me volteó con tanta fuerza que caí al piso, me montó cogiéndome por detrás…. La luz de la luna reflejaba la sombra de nuestros cuerpos cual si fuéramos dos lagartijas apareándose. Su pene vibraba dentro de mí produciéndome las más maravillosas de las sensaciones al contraerse la musculatura de mi vagina!!!… A la vez que la fuerza que realizaba en cada movimiento ondulante me levantaba más del suelo…_ Aahhhaaahhh!!!!, aahhaahhhjjjhhhhmmmm!!!! Gemía yo…_ Ajajaajajajajajajjjaaahhhh!!! Gemía él…Caímos al suelo pero con el deseo y las ganas de lo áun no cumplido…Me llevó en ándas a la cama y se subió a mí. Fregó su miembro entre mis pechos mientras presionaba mis pezones y yo vi en medio de tal excitación como aumentaba de tamaño hasta rozar con mis labios… Lo tomé entre mis manos corrí su piel de jando la cabeza a merced de mi lengua. Que con dulces y suaves movimientos circulares la saboreaba como una barra de chocolate haciéndolo calentar más y más… Luego me cogió nuevamente montándome sobre él. Mi cuerpo se movía sin parar acompañado por sus manos que tomaban mis glúteos… Hasta que en uno de tantos jadeos, gemidos y saltos giré mi cabeza hacia un costado y pude ver la pasión de nuestros cuerpos reflejada en un espejo… Eso me excitó todavía más… pero no al punto de alcanzar el climax que me llevara al éxtasis total como cuando introdujo su largo dedo mayor en mi vagina…Parecía esbozar ahogados gemidos _ aahhyyhhyyyyyhhhhhmmmmm!!!! hasta que su dedo alcanzó el punto máximo; en el que con movimientos circulares y suaves presiones sentí elevarse cada vez más vertiginosamente el fuego de mi energía hasta enloquecerme y hacerme explotar de placer!!!… Fue tal el éxtasis alcanzado que habiendo acabado él en mi ano; luego; me desvanecí… Y continué amarrada a él hasta volver en sí…Jamás creí poder vivir una experiencia tal. Pero con él que era mi dios de ébano; pude experimentarlo… Pues hablábamos el lenguaje de nuestros cuerpos; y yo me sentí una diosa de marfil entre sus brazos…marianarod24 (arroba) yahoo.com.ar Comentarios!!! No abro archivos adjuntos.

trabajaba horario corrido y Lucas pocas veces venía a almorzar a casa.

Contaba con 15 años cuando un mediodía me encontraba en la cocina lavando los platos cuando me tomó de la cintura y comenzó a frotarse en mi culo. Me dio

vuelta mi abrió mi boca con un beso. Sentí su larga lengua llegar casi hasta mi garganta y succionarme la lengua. Me arrancó la bombacha, me frotó con su mano hasta que mi flujo comenzó a correr entre mis piernas, hundió sus dedos en mí, y en alzas me recostó sobre la mesa. Me abrió de piernas y exclamó: _ Ahora vas a ser mujer!!! Y hundió su enorme pija dura dentro mío… El dolor intenso me cortó el aire y parecía que me paralizaba… Él siguió metiendo y sacando su verga sin cesar … comencé a sentir un calor intenso que recorría todo mi cuerpo y una sensación agradable y muy placentera… No entendía qué debía sentir correctamente…

Mi concha se endureció y me estremecí de placer!!! Luego me reclinó e hice lo que a él le gustaba… le chupé su verga. Nunca la había visto tan enorme y gruesa con restos de mi sangre sobre ella; pero la mamé con fuerza y ganas; ya era toda una mujer!!! Gracias a mi padre!!!…

La concha me dolió por unos días pero el placer que sentí fue incalculable!!! No fue como la primera vez con sus dedos.

Los días transcurrieron como todos, aunque cada uno tuviera algo que lo hacía un día especial y no importaba la hora; siempre teníamos tiempo para estar juntos como padre e hija.

Una tarde Lucas regresó temprano a la casa y me encontró cogiendo con mi padre. Como todo hermano celoso no quiso quedarse fuera del asunto; aunque mi padre lo incitó a participar del placer…Por momentos me daba vergüenza, pero el maestro en tales artes era mi padre y yo le hacía caso a todos sus pedidos u ordenes.

_Nena, Mariana; bájale los pantalones a tu hermano!!! Y vamos!!!, chúpale la pija!!!

De cuatro patas en el suelo yo me arqueaba cada vez más con cada embestida que mi padre hacía con su lengua en mi concha o en mi culo. Mi hermano estaba completamente excitado , lo mamé y eyaculó rápidamente en mi boca. Luego mi papá me tumbó boca arriba en el suelo, levantó mis nalgas y a pesar que mis fluídos corrían sin parar entre mis piernas; salibó en mi culo e introdujo su dedo profundamente. Mi vagina estaba palpitante y dura anhelando ser penetrada por su verga . Mientras tanto mi padre me dio la espalda, me cogió profundamente con su pija a la vez que sentí su saliva entrar en mi culo. Y lo escuché exclamar: _ Primero te voy a romper el culo con mi dedo, hasta que sientas placer!!!…Eso me creó un intenso dolor que me hizo gritar…Sus dedos entraban y salían de mi culo a la par que su pija entraba y salía de mi concha… Olvidando así el dolor que mas luego se transformó en gozo…al sentir su verga dura entrar en mi culo; escuché a mi padre en medios de gemidos exclamar: _ Ahora sí!!!… vas a ser mi putana; vas a ser mejor que tu madre. De ahora en más vas a ser la mejor puta del barrio!!!, mi putañera!!!!….

_AAHHHhhh!!! Sí, así!!!…Mmmm!!!

_ Te gusta así bebé!!! Te gusta como papá te coge!!! Aaahhh!!! Yo en medio de jadeos y gemidos de placer pedía : _ sí papi , más, sí así más dame más!!! Jajajajahhhh!!! MMmhhhh!!!… Mientras tanto Lucas se masturbaba nuevamente preparándose para continuar…

_ Vamos Mariana ahora vas a saber lo que es bueno!!! Date vuelta!!! Y me sentó sobre la pija de Lucas que a pesar de ser delgada era bien larga y me estaba imaginando el placer que sentiría teniéndola toda, todita dentro de mi vagina… Comencé a balancearme y moverme sobre él más y más fuerte con ayuda de mi padre. Mi papá me abrió de nalgas lamió mi culo varias veces, me inclinó hacia delante y hundió con todas sus fuerzas sus pija en mi culo. Y dijo: _ Así te rompo bienn el culo putañera mía!!! Te gusta??!!! Vamos decime que sí!!!! En medio de gemidos mi grito fue desgarrador. _ AAAAHHHHH!!!!!! Jajajahhhhjajajahhhh!!!!! Aunque más luego sentí un placer inconmensurable!!!

_ Sí así papí!!! Más fuerte, que me gusta!!! Aaahhhhhaaaahhhh!!!!sísísísí!!!! así!!!!…Mmmmm!!!…

_ Bella putana mía voy a cogerte todo el tiempo!!!!

Lucas presionaba mis duros pezones a punto de estallar excitándome aún más!!! Me cogieron por largo rato mientras mi cuerpo temblaba de placer por sentir las fuertes contracciones de mi vagina; teniendo así,lo que supe m

ás tarde se llamaba “orgasmo”. Tuve uno tras otro…

_ Vamos putita chúpame la pija : _ dijo mi padre. Y a la vez que Lucas me cogía por la concha mi padre introducía su vibrante verga en mi boca hasta llegar a lo profundo de mi garganta. Sentía como un cosquilleo dentro de la garganta. Mientras tanto Lucas quitó su pija y me cogió por el culo hasta que explotamos los tres en un orgasmo compartido en medio de gemidos guturales…Su leche se deslizó por mi garganta saboreando su dulzor a la vez que mi culo se inundaba de la lechita de Lucas…

_ Que placer y que buena cogida que tuve!!! El tiempo parecía que corría rápidamente cuando volví a sentir las ganas de tenerlos dentro mío nuevamente…

Si no hubiera sido por mi padre; por toda mi familia hoy no sería quien soy!!! La mejor puta del barrio!!!

Los días transcurrieron llenos de momentos de gozo cada vez que regresaba del colegio. Mis amistades no sabían todo lo bueno que estaba viviendo…

Una tarde de vacaciones, yo tenía ya 18 años y en vacaciones también mi padre; estaba por entrar a la cocina a preparar algo para merendar. Mi papá abrió la heladera y vio un pote de crema de leche; me pidió que la batiera a punto “chantilly”. Le pregunté y quería que preparase una torta o prefería comerla así. De repente me abrazó por detrás, levantó mi remerita blanca y mientras se fregaba en mi culo comenzó a acariciarme las tetas hasta que se pusieron duras de tensas. Me dio vuelta, me dio un profundo beso de lengua que casi me ahogaba y luego chupó sin parar por largo rato mis pezones. La cabeza me comenzaba a dar vueltas y la calentura me estaba embriagando…_aaahhhh, ajajajajajhhh!!!!….aahhhhaaahhhhaaahhh!!!!…. Sus manos arrancaron mi tanga (lo cual nunca quería que llevara puesta, para excitarse cada vez que veía deslizarse mis fluidos por las piernas cuando me excitaba a mí ). Me recostó sobre la mesa, me abrió de piernas, tomo el cuenco de crema chantilly y embadurnó mi concha mientras me tocaba… Mi calentura era incalculable, sentía mi vulva endurecerse por lo tensa. La crema iba y venía entre mi concha y el culo… Hasta que levantó mis piernas, me tomó de las nalgas, me abrió aún más y empezó a chuparme. Comenzó a hacerlo suavemente hasta que no di más y le supliqué que me chupara más fuerte; que me comiera el coño. _ Más papi, más, más fuerte!!! Así, sí, papi, así, así más,más!!!! Ahhhhmmmmm!!!! Qué rico!!!!

_ Que rica putana que estas!!!! Que sabrosa!! Mmmmm!!!! Aaaahhhhh!!!!Mmmmm!!!!….

_ aaahhhjajajajaaaaahhhhhjajajaj!!!!! Sí papi así más, maááá’ssss!!!!….

Mi clítoris estaba por demás duro y erecto, al igual que mis pezones; el calor que sentía podía derretir cualquier cosa… Su lengua vibrante y larga hacía maravillas en mis orificios… Luego me bajó de la mesa y me llevó a su cama. A la vez que me lamía yo chupaba su verga que estaba riquísima!!! Me levantó las piernas, me abrió más de nalgas y eclamó: _ Te voy a coger con el juguete de tu mamá!!! Sacó un consolador de la mesa de luz, lo encendió a máxima velocidad i lo introdujo en mi conchita; mienstras disfrutaba el entrar y salir de su pija en mi boca…_ Aaahhhmmm!!!! Aaahhhhjajajaaaaaahhhhmmmmgggmmmmgggggaaahhhhhh!!!!… La tomaba entre mis manos, la mordisqueaba, la pasaba por todo mi rostro; hacía con ella lo que yo quería!!!! Su pija era “mía”…

De pronto se abrió la puerta del dormitorio y apareció mi tío Carlos. Hacía rato que llamaba el timbre pero nadie contestaba. El motivo era por demás obvio!!!!… Entonces se atrevió a entrar al escuchar ruídos en la habitación. Al principio quedó como anonadado, pero luego la escena y mis gemidos lo excitaron. Se acercó a la cama bajó la cremallera de su pantalón, estiré mi mano y lo tomé de su verga. Mi papá le dejó lugar a él. Me puse como perra en celo sobre la cama y mientras mi padre retiró el vibrador de mi culo, me penetró con toda su fuerza… En medio de mis jadeos y gemidos de placer,_ jajaja,aaahhhhmmmm!!!!.., el tío Carlos metió su pija erecta en mi boca. Mi padre me tomó de los cabellos y me arqueé como toda una gata caliente….

_ Sobrina!!!, no sabías que eras tan buena putan

a!!!; Cuñado, no me has dicho nada!!!, como podía perderme esto!!! Aaaahhhh,mmmmmmaaaahhhhhh,jajajaaaahhhh!!!! Así putita, chupamela así!!! Más vamos abrí grande!!!!…

La mano de mi padre me frotaba con distinta intensidad el clítoris embadurnado de crema; y mi calentura era mayor!!! Mi cuerpo temblaba contorneándose conn cada jadeo… Mis contracciones eran más y más fuertes!!!! _ AAAAHHHHHajajajajaja!!!!!MMMmmmmmaahhhh!!!! ahah, ahah, ahah, jajajhhhhh!!!!

Creí que iban a acabar cuando yo deseaba aún más y máásss!!! . Cambiamos de posición. Me bajaron de la cama y me senté sobre el “palo endurecido” que mi tío me metió por el culo.; mientras jugueteaba con mi clítoris lleno de crema. _ Así ,así… que bien tío!!! MMmmmm!!!jajajajaaahhhh!!!! aaaahhhhhhahahahahah!!!!

_ Como cogés!!!

_ Como te gusta putañera!!!! ; decían ambos.

_ Te gusta que te rompan así el culito, sí??!!!

Me sentí caliente y extenuada a la vez y mientras me acariciaba los pechos Lucas entró en la habitación. Inmediatamente participó del encuentro. Me agradó mucho verlo y disfruté mamarle su pija hasta ponérsela bien tensa, y erecta!!!!… Sabía que iba a tener para un rato más!!!!…

_ Hermanita cómo estás…!!!! Nunca teví tan excitada como hoy!!!… Vamos, chupame que se que te gusta!!!… pásame la lenguita, sí así, más,…

Le pasé mi lengua por toda su pija, se la levanté aún más e intoduje sus huevos en mi boca para saborearlos… Una vez bien dura; me lamió saboreando toda mi conchita y luego me cogió con su larga verga bien profundamente… _ aaaahhhh!!!!

Los tres dentro mío vibraban sin cesar hasta que explotamos de placer. En un orgasmo compartido al unísono; luego de sentir el goce infinito de yo tener múltiples orgasmos!!!

El hecho de estar excitada me pone muy bien y el de fornicar todo el día; aún más!!!

Es muy raro que necesite solamente masturbarme, pues siempre tengo alguien que desea cogerme. Pero ahora con mis 24 años, que cuento y escribo algunas de mis primeras experiencias de vida me excita y estoy comenzando a masturbarme. Se nota?? Mmmm!!! Que mojada estoy!!! Es un gran éxtasis para mí contar mis ex pe rien cias, _ jaahhhjaajaahhhmmm!!! Mmmmmahahah!!!!

Me gustaría que me cuentes qué te pareci ó _ aahhh!!! No abro archivos adjuntos., ni miro fotos; me gusta librar mi imaginación. Y también me gustaría te ner _ aaaahhh!!! Contacto por correo con vos. _ aaahhhhjajahhhh!!!! Mmmmm!!!…

Dirección de correo: marianarod24 (arroba) yahoo.com.ar

Arenas del desierto…

… _Virginia, Mariana, Patricia, Jorge; vamos a bordo… –aclamaba el piloto-.

_ Enseguida comandante…

_ Jorge y Mariana; reciban a los pasajeros; y den todas las indicaciones para el viaje…

…. Mientras Jorge y yo recibíamos al pasaje el comandante y el copiloto ponían en marcha la nave para nuestro vuelo.

_ Aquí el vuelo 1329 espera instrucciones para despegar… –se dirigía el comandante a la torre de control.

_ Señoras y señores bienvenidos a bordo del vuelo 1329 con destino a París. _ Les habla la oficial de abordo. Su atención por favor!!!… Tengan a bien colocar sus asientos en posición vertical y abrocharse el cinturón. En caso de emergencia se les ruega no levantarse de sus asientos. Ante la despresurización de la cabina se desprenderán automáticamente las mascarillas de oxígeno que están sobre sus cabezas; colóquenselas inmediatamente y coloquen la cabeza entre las piernas, sobre la almohadilla que encontrarán debajo del asiento. En caso de un aterrizaje forzoso, lo realizaremos sobre agua; para ello sus propios asientos están equipados como salvavidas. Por favor; si debemos desalojar la nave respeten las indicaciones que les iremos dando, descalcense para poder desplazarse por el tobogán inflable. Asi mismo a continuación podrán ver una cinta con todas las indicaciones para abandonar el avión en forma ordenada. Les pedimos su máxima colaboración en caso de emergencia…

_ Damas y caballeros bienvenidos y buen viaje!!!

_ Ladies and gentlemen welcome and good trip!!!.

_ Madame et moussier bom voyage!!!

_ Señorita estaremos así inclinados todo el viaje?- decía una

encantadora señora mayor-.

_ No señora es solamente alrededor de un par de horas hasta tomar la altura necesaria, no se preocupe; todo está bien!!!

_ Bien… muchas gracias!!!

_ No hay por qué; estamos para lo que nos necesite…

_ Virginia viste esos árabes en clase ejecutiva?

_ Sí, por qué…qué sucede?

_ Bueno… no sé no me gustó la forma en que me miraron cuando pasé a su lado y les pregunté si se les ofrecía algo.

_ Mariana, son ideas tuyas…

_ Sí, tal vez…

… Las horas transcurrieron y el vuelo fue como otros tantos; hasta que el piloto recibió instrucciones de desviar el recorrido debido a un fuerte frente de tormenta que estaba azotando el sur de Europa. No hubo más remedio que virar hacia el aeropuerto de la ciudad de El Cairo. El piloto fue el encargado de dar la noticia…

_ Ahh!! Por Dios!!! Qué está haciendo acá!!!… en lugar de estar manejando el avión!!!!; nos vamos a caer!!!…- decía toda asustada y casi al borde de un ataque de nervios la única mujer embarazada que se encontraba a bordo.

_ Señora, señora…, por favor tranquilícese, no sucede nada; la nave está con piloto automático. No se preocupe, todo está en orden!!! Solamente nos desviaremos de nuestro recorrido pero igualmente llegaremos a destino. Eso sí con unas horas de atraso…

_ Está bien…, si usted lo dice… Podría traerme un vaso de agua por favor!!!

_ Sí como no, enseguida lo traigo.

_ Patri, en el cuarto asiento detrás del ala derecha hay una embarazada casi al borde de un ataque; espero que no se le ocurra parir a bordo… Podes llevarle agua para beber?

_ Sí, ya voy…

…El sol asomaba por las ventanillas cuando ya era hora de aterrizar.

_ Damas y caballeros por favor coloquen sus asientos en posición vertical y abróchense los cinturones, vamos a aterrizar… Luego podrán descender para estirar las piernas. Recuerden bajar con toda su documentación y no salir de las instalaciones del aeropuerto…

Se sintió bajar el tren de aterrizaje y carretear el boing por la pista hasta detenerse por completo. El descenso del pasaje fue rápido.

Los árabes bajaron delante de toda la tripulación con aires de soberbia y una mirada especial hacia nosotras…

Con Virginia fuimos a uno de los snack bar del aeropuerto. Allí nos quedamos un par de horas y luego salimos a reunirnos con nuestros compañeros que estaban en las oficinas de informes; averiguando el tiempo que estaríamos demorados.

Mientras iba caminando con Virginia por uno de los sectores casi inhóspitos del aeropuerto; escuchamos unos pasos detrás nuestro. Volteé para ver quién venía y allí estaban los tres árabes del avión junto otros dos desconocidos y por completo desalineados. Nos encapucharon y luego no supe más nada de lo ocurrido…

Cuando desperté me encontraba viajando en una camioneta. No se escuchaban ruidos de ciudad, solamente los árabes hablando su idioma. Luego me subieron a una embarcación hasta llegar a otro lugar… Más tarde supe que había atravesado el Canal de Suez , la Península del Sinaí y el Golfo de Aqaba hasta llegar a Arabia Saudita. Allí luego de transitar horas en camioneta por la meseta arábiga llegué a la Medina; una de las ciudades más importantes del lugar.

El bullicio de la ciudad, la feria, el mercado de camellos y la cantidad de musulmanes que por ahí caminaban me enloquecía. Entre el miedo y todas las peripecias por las que tuve que atravesar estaba por demás agotada…

Luego me llevaron a un lugar como si fuera un palacio. Totalmente lujoso y con una arquitectura que llamó poderosamente mi atención por lo bella y exótica. Las pórticos eran en madera tallada con inscripciones árabes y las arcadas la mayoría lobuladas y otras cronopiales. Había mucho brillo, fuentes de agua danzantes, arreglos colgantes con una multiplicidad increíble de flores, oro y bellas mujeres que vestían bonitas túnicas de lamé y velos de gasa cubriendo su rostro. Los hombres vestían túnicas y turbantes de una tela estilo liencillo, muy fresco y siempre de colores claros.

Allí me presentaron ante un poderoso Jeke. Uno de los magnates más grandes y poseedores de la mayoría de los pozos petrolíferos del Go

lfo Pérsico.

No entendía nada y tampoco me podía hacer entender. Estaba muy asustada y pensaba en si mis compañeros me estarían buscando por medios diplomáticos. Pero quizás no sabrían dónde buscar… Tampoco sabía nada de la suerte que habría corrido Virginia…

Una vez presentada ante él; se acercó a mí, pasó su mano por mi rostro y expresándole unas palabras a sus súbditos y a las mujeres en forma apelativa; se retiró del recinto donde me encontraba. Las mujeres muy amablemente me acompañaron a lo que luego fueron mis habitaciones. Un lugar muy bonito, bien al estilo barroco. Completo de comodidades y lujo. Ellas prepararon mi baño con tibia agua perfumada con pétalos de rosas y luego me retiré a dormir. Me encontraba muy cansada…

Los días y los meses pasaron y en todo ese tiempo recluida en ese lugar aprendí las costumbres musulmanas. Sabía perfectamente que, si no contaba con alguien para poder escapar; jamás lograría hacerlo…

Desconocía por completo qué se traía entre manos ese árabe, pero para mí; no sería nada bueno…

Observaba detenidamente los rituales como el de arrodillarse mirando hacia La Meca en su reiterados momento de rezo y otros tantos…

Las mujeres me enseñaron a bailar todo tipo de danzas, a preparar comidas típicas y los motivos por los cuales todas las mujeres debían cubrirse el rostro; inclusive yo. Lo mismo que podría ocurrir si una mujer incurría en un “jaram”.

Shancar, una de las esposas del Jeke me miraba de una forma especial… y me costó tiempo darme cuenta de los motivos del trato que ella tenía para conmigo.

Ya había aprendido todo y parecía una musulmana más.

Se acercaba una fecha especial y notaba los preparativos en palacio… El Jeke tomaría una nueva esposa. Claro; hasta ese momento no sabía que la nueva esposa sería yo…

Días antes de la boda el Jeke me llevó junto a su harem por el desierto saudita. Atravesamos las finas arenas doradas del desierto de dunas. Por momentos el cielo parecía transformarse en una paleta de colores hasta llegar al azul noche…

Durante el día la tormenta de viento era muy fuerte y debía cubrirme casi por completo el rostro; pero igual pude divisar un caravana que se avecinaba a lo lejos. Al aproximarse se detuvieron frente a nosotros; y un beduino de ojos negros y vista penetrante no dejaba de desnudarme con su mirada. Era raro ver una mujer blanca por esos lares por más que vestía una túnica de lamé verde bordada en finos hilos de oro y un velo de gasa en degradé de verdes y amarillos que cubría mi cabeza y rostro permitiendo dejar ver, lo poco de piel blanca y mis ojos rasgados color café. Pude notar que intercambió unas palabras con Shair; el Jeke y con su esposa Shancar.

Shancar hizo un ademán con su mano llamándome y me acerqué a ellos. Shair me presentó ante al beduino como su futura esposa. Éste inclinó su cabeza ante mí como saludo, sin quitarme la vista de encima. El soplido del viento apenas me permitió escuchar su nombre; Gamal.

Estaba atardeciendo y la tormenta de arena azotaba con más fuerza. Shair ordenó montar las carpas para pasar la noche e invitó a Gamal y a un par de sus hombres a cenar y pasar la noche con la promesa de llevarlos en lugar de continuar con la caravana. Si bien ellos se conocían de verse esporádicamente por algún negocio o trabajo; parecían ser buenos amigos.

Así que nos acompañó a Fés; ciudad próxima a Marruecos. Durante la cena ni yo podía quitar mis ojos de Gamal, ni él su mirada de mi. Realmente llamaba mi atención. De todos los árabes vistos hasta el momento Gamal tenía algo que lo hacía especial… Tal vez sería el color de su piel; entre cetrina y trigueña dorada por los rayos del sol, su particular nariz, el marco perfecto que le daban las tupidas cejas a sus almendrados ojos negros, su esbeltez, la forma de gesticular; no sé…, pero lo hacía distinguirse del resto.

Los platillos de tahine, sfijas y jaguarma desfilaban ante nosotros, mientras escuchábamos música. Gamal degustaba esos platos como si nunca antes hubiese comido. Pero a su vez con un toque de distinción que lo hacía verse muy viril.

Más tarde Shair me pidió que bailase el jalishi, una de las danzas más típicas de

arabia; y al son de la música contorneaba mi figura en derredor de Gamal. Por momentos noté la mirada lujuriosa de él y su excitación a medida que me acercaba más y más…

Ya era noche bien cerrada y se escuchaba el bramar del viento cuando nos retiramos a dormir; y pude ver que Gamal me seguía hasta el cortinado que oficiaba de puerta de mi lugar de descanso. Allí sentí el roce de su mano sobre una de mis caderas y el balbuceo de unas palabras en mi oído. Pero no pude comprender ese tipo de dialecto.

Mientras dormía pensaba en sueños la forma de escapar de Shair y pensé que Gamal podría ser parte importante para lograrlo; o no…

A la mañana siguiente me levanté y vi a Shancar conversando detenidamente con Gamal. Eso me llamó la atención ya que no es común ver a una mujer hablando con un hombre sin la presencia de otro hombre; ya sea su esposo u otro familiar; o al menos algún sirviente de mucha confianza. Por un momento escuché mi nombre; y supe que Shancar hablaba de mi. Y eso me resultaba toda una intriga…

Fue entonces que Shancar se acercó a mí para hablar y pude saber de qué se trataba. Estaba planeando mi escape con Gamal. Pero como no sabía si eso iba a repercutir para bien o para mal; tenía mis serias dudas y me preguntaba; _ por qué Shancar quería ayudarme?, qué motivos la llevaban a eso?

Shair ya había dado las ordenes de continuar con nuestro viaje. Subimos a una avioneta y al llegar a Fés. me llevaron al palacio donde se realizaría la ceremonia matrimonial. Un palacio aún más grande y hermoso que el de la Medina.

Durante esa semana adornaron y vistieron el palacio de gala y me prepararon para el ritual matrimonial. Fue así que Shancar me expresó los celos que sentía debido a que yo era blanca; y el sueño de su esposo era poseer una mujer blanca en su harem.

La noche anterior a la ceremonia hubo una pequeña fiesta a la cual fue invitado Gamal. Luego de la cena Shair pidió que bailara. Me retiré a mis aposentos a vestirme con el traje para bailar la danza de vientre…

Dos sirvientas descorrieron las cortinas e hice mi entrada al salón. Al son de la música contorneaba mis caderas haciendo que cada uno de mis velos policromos se balancearan con el ritmo. Parecía un arco iris… Shair quitaba uno a uno los velos que sostenía mi caderín de monedas de oro que; con su movimiento melodioso acompañaba la música. Gamal no quitaba su mirada de mi… De pronto tomé la espada de plata que usaba para el baile cuyo filo podría cortar uno de mis velos por la mitad. Bailé al son de la música hasta que trepé a la ámplia butaca donde se encontraba sentado Shair. Mientras contorneaba mis caderas al ritmo ondulante de mi vientre él retiraba con su boca los pocos velos que quedaban pendiendo. La mirada libidinosa de Shair irradiaba destellos de fuego a la vez que se notaba la excitación de Gamal en su respiración…

Con mi espada rocé su cuello y como si fuera acariciándolo bajé hasta su pubis. Allí me detuve y mirándolo fijamente a los ojos iba a hacer lo mismo que él hizo conmigo. Cercenarle su miembro; como él; cortó mi libertad… Fue entonces que escuché a gritos a Shancar exclamar al entrar a la sala _”Alá, Alá, Alá!!!!…; y me detuve… Pensé…Alá!!!; a la mierda se iba a ir todo, y en menos de un segundo sería mujer muerta… Así que continué mi baile hasta el final y me retiré a dormir.

Todos se habían ido a sus habitaciones. Me encontraba durmiendo cuando de repente Gamal irrumpió en mi alcoba. Apenas pude comprenderlo pero sabía que venía a buscarme para huir…

Me cubrí con una túnica de gurka para que si alguien nos detuviera no pudiera percibir que era blanca. Salimos del palacio y en las afueras de Fés paramos a pasar la noche en unas ruinas hasta encontrarnos al día siguiente con su gente y huir hacia Marruecos. Allí me esperaría la documentación que me permitiría salir de oriente sin inconvenientes.

Esa noche fue una noche especial… Estaba frío. Las ruinas iluminadas por la luna en su máximo esplendor y una antorcha preparada por él; formaban el marco perfecto para una noche…perfecta…

El frío me helaba y me abracé a Gamal, de tal forma que el calor de su perfecta anatomía había comenzado a provocarme… Su mirada destellaba d

e placer por tenerme allí. Me sentía segura, protegida. Jamás pensé que un hombre como él, más allá de sus dotes de hermosura; podría hacer tanto por mi. En definitiva lo creía un Shair más. Estaba equivocada… Al instante sus manos comenzaron a contornear mi silueta. Su aliento rozaba mis mejillas y cuello, hasta que nuestras manos parecieron danzar uno en son del otro…

Hacía mucho tiempo que no sentía el deseo irrefrenable de estar con un hombre. Pero Gamal era especial… Su aspecto, sus modos, el querer ayudarme a salir de las garras de Shair lo hacían alguien poco común.

La fortaleza de sus abrazos y las sutiles caricias que prodigaba me embriagaban de pasión. Sabía que quizá esa fuera la única noche que pasaríamos juntos…

Un éxtasis de felicidad embargaba nuestros cuerpos entrelazados mientras un sin número de sensaciones y emociones resplandecían en nuestro interior. Los ojos de Gamal destellaban reflejándose en los míos; y en medio de un gemir entrecortado la explosión de gozo se hizo presente…

Entrado el crepúsculo nos quedamos dormidos abrazados en el silencio de la profundidad del encuentro… De ese encuentro que culminó con ese abrazo; que, sin saberlo…era el abrazo eterno como antesala del adiós…

El sol irradiaba con sus rayos las ruinas y el ruido de motores anunciaba que llegaban en mi búsqueda. Subimos a la camioneta y nos dirigimos al aeropuerto de Marruecos para embarcarme en el avión que me llevaría de regreso a casa.

Le pedí insistentemente a Gamal que viniese conmigo… Pero sus raíces eran más fuertes… Así que nos dimos el último beso; tomé mi documentación y mientras atravesaba todos los puestos de control; hombres de Shair armados irrumpieron en el aeropuerto. Subía al avión cuando vi a Gamal salir corriendo. Hasta que escuché la estampida que puso fin a su vida. Sentí explotar mi corazón y un manantial amargo corrió por mis mejillas…

Estaba rumbo a casa; pero ya nada iba a volver a ser igual…

marianarod24 (arroba) yahoo.com.ar Comentarios?? Recuerden:No abro archivos adjuntos.

Mis Sesiones de Terapia

Me llamo Mariana y es tiempo de contar mi historia; para muchos quizá una historia como otra; para otros una historia “como pocas”. Hace tiempo que la relación con mi novio no daba para más; pero lo peor del caso es que no sentía deseos de estar con un hombre, ni tenía ninguna fantasía; ya que el sexo no significaba más nada para mí. Tengo 26 años y creo haber perdido una gran parte de mi vida con un hombre que nunca me mereció. Será por el tipo de relación que llevaba con mi novio Mario; rutinaria, esporádica por tanto trabajo pero sobre todo distante. Como si el amor que nos unió hubiese desaparecido. Angustiada y como seca por dentro decidí hacer algo por mí misma y consulté con un médico, quien me derivó a una consulta psicológica.

Era mi primera entrevista con un especialista en psicología y estaba algo nerviosa. Ya eran las 19:30 hs, y la puerta del consultorio se abrió. Apareció frente a mis ojos un hombre de 1,70 cm de altura, unos 54 años de edad, entre cano, delgado y muy prolijo. Su nombre, Raúl. Me estrechó su mano y me saludó muy amablemente.

Me senté en un sillón muy cómodo y me interrogó acerca de los motivos de mi consulta. La charla fue de casi una hora, pero me sentí muy bien y contenida; más aún sabiendo que el terapeuta me daba garantías, ya que dijo que mi problema tenía solución.

Al tiempo de haber comenzado con terapia mi terapeuta me indicó que iba a hacer un cambio en el tratamiento para poder lograr un mayor desbloqueo emocional y dejar atrás tantos prejuicios por haber llevado una vida con alguien tan desamorado y estructurado. Así que en mi próxima consulta comenzaríamos.

A la semana siguiente concurrí a mi consulta como todos los jueves.

Jueves 2 de octubre de 2000:

La sesión había cambiado por completo. Hablamos unos 15 minutos y luego mi terapeuta sentado en otro sillón más alejado de mí bajó las luces del consultorio, dejando prendidas un par de lámparas muy tenues; y encendió un televisor que se encontraba allí y que nunca antes estuvo.

Encendió la video grab

adora. Ël se sentó, accionó el “play”de su control remoto y tomó la lapicera y el anotador en sus manos. La película era de alto voltaje erótico, rayando en la pornografía. Esto era algo que nunca antes había visto y me sentí sonrojar.

Él anotaba todos y cada uno de mis movimientos en el sillón. Estaba intranquila y por momentos sentí que volvía a excitarme. Las escenas, las palabras y los gemidos hacían que cada vez me sintiera más húmeda. No daba más, mis fluidos comenzaban a deslizarse por mis piernas. Aflojé los primeros botones de mi blusa, tenía mucho calor!!!…

Él no me sacaba los ojos de encima y apuntaba algo en su anotador. No quise masturbarme porque me daba vergüenza, muy pocas veces lo había hecho y menos lo podría hacer frente a mi terapeuta. La película había llegado a su fin; yo me arreglé la ropa y me acomodé en el sillón, Raúl prendió las luces y me preguntó cómo me sentía y cómo me había sentido a medida que transcurría la película. Le respondí temblequeándome la voz que estaba bien (pues aún seguía muy excitada y con mucha vergüenza), él anotó cada una de mis sensaciones.

Luego nos despedimos hasta la próxima sesión.

Salí del consultorio caminando muy lento ya que me temblaban las piernas y me sentía acalorada. Me di cuenta que era muy tarde y que de ahora en más mis sesiones iban a ser entrada la noche tarde, debido a la los cursos que daba mi psicólogo y los pacientes que atendía antes que a mí.

Serían entre las 12:30 y 1 Hs de la madrugada cuando pude tomar el colectivo de regreso a casa. Estaba casi vacío, había dos personas sentadas cerca del conductor y yo me senté cerca de la puerta de atrás; estaba casi a oscuras y recordando lo visto en el video comencé a masturbarme, desabotoné un par de botones de mi blusa y acariciaba mis pechos presionando los pezones hasta que se pusieron erectos y duros.

Cuando comenzaba a levantarme la pollera, comienzo a sentir una mano deslizándose por mi entrepierna; volteé la cabeza y un hombre estaba sentado a mi lado; no era ninguno de los dos que había visto al subir. Alguien estuvo sentado atrás sin que yo lo reparara en ello; aunque no podía verle bien su rostro; ya que el colectivo estaba casi a oscuras.

Su mano subió hasta mi vagina y tirineó mi tanga hasta sacármela, luego deslizó nuevamente su mano nuevamente hacia mi vagina y comenzó a acariciarme, fue muy suave y delicado. Con sus dedos jugaba con mi clítoris una y otra vez mientras me decía al oído si me gustaba y quería más…

Yo comenzaba a jadear y mis jugos vaginales corrían cada vez más abundantes por mi entrepierna mojando también el asiento del colectivo; entonces giró mi cabeza hacia su rostro y comenzó a besarme. Su lengua se introducía cada vez más profundamente jugando con mi lengua y mi campanilla; mientras una de sus manos hacía vibrar más y más mi clítoris, poniéndose duro y erecto; con la otra presionaba uno de mis pezones.

Cada vez quería más y más…(hacía tanto tiempo que no me sentía así!!!…), quería extasiarme. Él me cogió con su mano una y otra vez, sentía como uno y luego otro dedo entraba en mi vagina. Hasta sentir dos dedos juntos jugueteando dentro mío.

Mi cuerpo temblaba más y más, y sudaba por la calentura que estaba subiendo…Cría que iba a explotar en un gemido fantástico pero su lengua en mi boca impidió que se oyera; hasta que entré en el éxtasis de sentir múltiples orgasmos.

Ya más calmada, se despidió de mí con un “hasta muy pronto”; quise retenerlo; deseaba más!!!… pero a las pocas cuadras se bajó. Quise ver su rostro pero era imposible, la noche estaba muy oscura; aunque sabía que nos íbamos a volver a encontrar…

No podía perderme un hombre como él…Aún imagino como sería que me cogiera con su lengua y me lamiera hasta extasiar mi clítoris de placer!!!…

Nunca antes me había sentido así… satisfecha!!! Sería gracias al desconocido o efectos positivos de mi terapia?? Ahora espero seguir con mi tratamiento, lo necesito, creo que me ha

ce bien, y “me va a hacer mejor”!!! No es cierto??…

Jueves 9/10/00:

Mi sesión de terapia fue algo similar a la anterior a diferencia que Raúl me dijo que era hora de ir dejando un poco mi pasividad y explorar nuevos territorios. No quise comentarle nada a cerca de mi experiencia del jueves anterior a la salida de allí, porque la conversación no dio para comentarios. A demás lo vi un poco ansioso debido a que se había atrasado y había prometido a su esposa llegar temprano ya que era su cumpleaños.

La sesión dio comienzo con otro video, fue corto pero igual me excitó. En un momento sentí mi vagina crecer de tamaño y endurecerse como si me estuvieran cogiendo. Mis jugos empezaron a mojar mi pantalón que ya lo sentía bastante apretado y tenía ganas de sacármelo. A través de mi remera mis pezones se pararon como si fueran dos enormes botones. Raúl tomaba nota de todo…

Una de las escenas de sexo oral me excitó tanto que emití un gemido descontrolado y yo también quise tener un pene en mis manos para poderlo mamar… Como sería la escena!!! y cómo estaría yo!!! que Raúl continuó con mi tratamiento y me dio unas cuantas indicaciones…

Se paró frente a mí y me pidió que le desabrochara la bragueta, se veía muy abultada…Parecía como si me leyera el pensamiento; y así ansiosa y caliente como estaba me apresuré, le bajé los pantalones y su slip; tomé su pene con mis dos manos hasta que lo transformé en una enorme verga clamando por ser devorada por mi boca… Jugué con mi lengua, la sacudía y la pasaba por mi rostro como había visto hacerlo en la película y la chupé, y la chupé… Cada vez la metía más dentro de mi boca, eso mi excitaba cada vez más. El cosquilleo que hacía esa enorme verga vibrante en la profundidad de mi garganta me hizo alcanzar el orgasmo y me sentí más que satisfecha cuando Raúl explotó eyaculando dentro de mi boca, en su última penetración. Su pegajoso semen sabía a un jugo muy dulce que inundó mi boca y dejé deslizar ese líquido sabroso por mi garganta, tragando un poco de él; saciando la sed sexual que sentía…; como quien se deleita bebiendo una esquisita bebida. Eso fue un placer para mí nunca antes vivido. Ambos sonrojados y sudorosos nos abrazamos, luego de encontrar el éxtasis.

La experiencia terapéutica fue más que satisfactoria!!! Aunque yo quería “más”!!!… Al rato nos despedimos hasta el próximo jueves…

En la parada del colectivo estuve sóla por más de 10 minutos; era tarde… De pronto un hombre alto y de traje se aproximó a mí. En medio del silencio de pronto me tomó por la cintura. Me asusté; pensé que iba a robarme y cuando intenté emitir un grito de auxilio; me tapó la boca y me susurró al oído:

_ Sabía que nos volveríamos a ver después de lo del jueves pasado…

Era él, aquel hombre que me había hecho vibrar después de tanto tiempo… Pude verle su rostro.

El colectivo llegó a la parada y nos subimos. La máquina expendedora de pasajes no funcionaba bien por lo cual nos hizo pasar sin pagar. Había un solo pasajero que a las pocas cuadras se bajó. El colectivero cerró las puertas y no se detuvo para subir pasajeros, por el desperfecto. El recorrido fue directo.

Me senté en uno de los últimos asientos al lado de la puerta trasera. Él empezó a respirarle en el oído y a susurrarme lo mucho que se excitó aquel día al verme y por darme placer…mientras deslizaba su mano por mi escote. Yo aún tenía mis ansias de más sexo luego de mi sesión terapéutica; y eso se notaba en mi mirada anhelante…

Él sin dar ni siquiera su nombre se sentó en el piso entre mi asiento y la puerta y comenzó a besarme entre las piernas, hasta que arrancó mi tanga de un tirón rompiendo las tiritas. Mi bombacha cayó al estribo de la puerta. Su mirada incrustó mis ojos. Elevé las piernas y las apoyé sobre sus hombros. Me encontraba palpitante y temblorosa. Hasta que hundió su rostro entre mis piernas y comenzó a lamerme. Mis jugos vaginales fluyeron a borbotones mientras él jugaba con su lengua en mi clítoris. Luego abrió con sus manos los labios de mi vagina y me cogió una y otra vez con su larga y cal

iente lengua. Sus dedos penetraban en mí junto con su lengua y mis gemidos cada vez eran más y más fuertes; pues no podían taparlos los ruídos del transporte.

Por un momento mientras temblaba mi cuerpo y a los gritos pedía más; el colectivo se detuvo en las inmediaciones de un a plaza con gran arboleda; lo cual hacía una noche cerrada. Y de repente una gigantesca poronga gruesa y vibrante se introdujo en mi boca. Pero no era él, que aún seguía cogiéndome y chupándome el clítoris; era la verga del colectivero. Que excitado por mis gemidos quiso ser parte del momento y saciarme tapándome la boca.

Caliente como estaba recordaba el placer sentido con Raúl

Y refrescando ese momento chupé esa pija más que como se la mamé a Raúl. Más placer que el sentido con el sexo oral jamás antes había tenido hasta el momento…

Mientras la verga me hacía cosquillas en el fondo de mi garganta sentía mi clítoris tan erecto y duro que iba a explotar en una acabada potente. En medio de un gemido gutural, el colectivero se estremeció por su orgasmo y luego eyaculó dentro. Yo saboreando su lechita, acabé con múltiples orgasmos eyaculando yo también; mientras “él” (aquel desconocido) bebía mi zumo…

Sí que finalicé bien mi día!!!…a la vez que pienso si todos los jueves de mi vida serán así; con “mi amigo” el desconocido…Si algo lamento es haber desperdiciado tantos años de mi vida al lado de un tipo como Mario, mi ya: “ex -novio”.

Jueves 16/10/00:

Le conté a Raúl mi encuentro con aquel hombre desconocido. Pero no le di lujos de detalles. Noté la sorpresa en su rostro y le quitó importancia; recordándome lo importante que era para mí el seguimiento de mi tratamiento. Me comentó que el jueves pasado notó en mí cierta soltura, un poco más de deseo (cosa que había perdido por completo con Mario, mi ex novio); y que él no quisiera que mi tratamiento se vea entorpecido por ningún extraño. Hasta haber completado la terapia; que si bien es un estilo de terapia breve no podía especificar el tiempo para un alta.

Le comenté que por momentos me siento sóla y ansiosa como que quisiera tener algo seguro y que ciento que mi aspecto psicológico-emocional está muy relacionado con esa ansiedad física, que a su vez termina retrayéndome y haciéndome alguien pasiva. Como a la espera de algo o de alguien.

Este jueves la terapia se extendió. Y como todos los jueves la iniciamos viendo un video…

Llevaba puesto un vestido por debajo de las rodillas y abotonado en el frente de extremo a extremo. El clima estaba húmedo y bastante caluroso y ver el voltaje de esa película comenzaba a excitarme y hacerme subir un intenso calor!!!…

Raúl me observaba como siempre y hacía sus anotaciones. Cuando había transcurrido la mitad de la película me pidio que me desabrochara el vestido e hiciera lo que tuviera ganas de hacer…

Es así que comencé a masturbarme; al principio me dio un poco de vergüenza pero luego ya no. Como mis fluidos estaban corriendo por mis piernas y hacia mi vestido, me lo quité para que no se mojara. La humedad que sentí fue tal que mojé todo el sillón; y más era porque Raúl me observaba. Pero algo me faltaba; así que en medio de mi excitación ya ruborizada y transpirando le pedía a Raúl que se acercara. Se paró frente a mí, tomé una de sus manos y la llevé a mi vagina, la otra la llevé a mi boca e introduje uno de sus dedos. Las manos se movían en forma circular y cada vez me sentía más caliente!!! Luego por tanto deseo de saber intercambié las manos y llevé la mano de Raúl impregnada en mi flujo hacia mi boca. En ese momento pude comprobar el sabor agradable de mis fluidos. Vaya que es rico!!!

Después le desabroche el pantalón y se lo bajé junto con su slip. Si algo necesitaba era sentir esa verga otra vez!!!…

La tomé con mis dos manos, la frotaba, la sacudía la pasaba por mi rostro mientras él jugueteaba con mi clítoris, yo le observaba esa ánsia que tenía porque le chupara su pija. Cada vez la tenía más grande, gruesa y dura… y en un abrir y cerrar de ojos la metí en mi boca. Mi lengua jugó por un rato con ella hasta que empecé a chuparla, con más fuerza y rapidez. Ra&u

acute;l gemía de placer al sentir como le lamía los huevos!!!; pero yo necesitaba sentirla dentro mío. Así que le pedía a gritos que me cogiera!!!

_ Raúl ahora, cojéeme, cojéeme por favor!!!, no doy máaas…

_ Síí… ahora vas a saber lo que es experimentar el placer de que te cojan bien!!!, mis tratamientos nunca fallan!!! Venííii…Te quiero penetrar por atrás así mi verga presiona tu punto”G” y gozas!!!… Ponete en cuatro patas, te voy a montar como a una perra en celo!!!. Abrite bien de piernas. Vas a sentir mi embestida…

_ Ahhh!!!Mmmm!!! que lindo… asííííí…cogéme más fuerte!!!

_ Te gusta?? Ahora vas a sentir más!!!

_ Sí así, metela y sacala!!! Acariciame el clítoris…aaaahhh!!!…

Mientras tanto mis tetas se balanceabas al ritmo de la embestida por un largo rato…

Luego me pidió que me sentara en el sillón y empezó a lamerme la concha, cada vez más, más fuerte y rápido; hasta que en medio de mis gemidos le suplicaba que me chupara el cítoris ( que estaba por de más duro y erecto).ël no sólo me lo chupó sino que me daba suaves y pequeños mordiscos.

Después me alzó en brazos y me subió a su escritorio, allí me cogió por delante con más fuerza que nunca ( al mejor estilo de sexo duro), mientras me chupaba las tetas y mordisqueaba mis pezones. Yo suplicaba en medio de mis jadeos…

_ Más, más, así cojeeeme más fuerte dale…aaahh…ahjajajaaa…voy a acabar!!!

JJJJ!!!…jjj!!!…aahhh!!!…ahj,ahj,ahj!!!!…

Mis jadeos eran cada vez mas fuertes y excitantes en sus oídos… Y en un gemido mutuo _ Aaahhhjjj!!!…; acabamos los dos; estremeciéndose nuestros cuerpos… El placer del éxtasis fue infinito para ambos; que acabamos saciando y satisfaciendo nuestra calentura…

La sesión terminó allí, pero yo seguí con contracciones orgásmicas. Luego nos vestimos nos despedimos hasta la semana próxima. Igualmente, yo esperaba encontrarme con mi amigo el desconocido en la parada del colectivo para repetir un buen momento. Fueron demasiados años casi de celibato por el estúpido que tenía de novio; como para perder una oportunidad!!!…

Pero ese jueves aquel desconocido no viajó conmigo y lo extrañaba… Una vez en casa me duché y me fui a dormir. Tuve un agradable sueño reparador.

Jueves 23/10/00:

Un día de consulta más. Raúl me había llamado por teléfono a casa para adelantar el horario de la consulta. Así que nos encontramos en lugar de las 23:00 hs, a las 20 hs. Había tenido unas charlas sobre psicoanálisis en la Universidad y cancelado algunas consultas y adelantado el horario de otras.

Se notaba la primavera así que me fui bastante fresca. Su secretario ya se había retirado y la puerta del consultorio estaba entreabierta. Se escuchaba como un leve murmullo a lo lejos. Igualmente lo llamé _Raúl estás ahí??, cuando me percaté que estaba masturbándose mientras miraba un video. Cuando se dio cuenta que yo estaba allí me increpó como enojado por mi tardanza. Pues había llegado 10 minutos tarde; y con los horarios como todo buen profesional es muy estricto.

De repente me tomó del brazo, me desvistió completamente como si me arrancara la ropa, y con mirada amenazante me tomó de la cabeza y me empujó para que me arrodillara en el piso. Y con gesto de brutalidad me penetró por la boca con su verga, que se encontraba más que erecta!!! Sus gemidos eran fuertes. Yo me sentía sorprendida… nunca le había visto tener reacciones agresivas.

Al instante siguiente me arrinconó entre los estantes de su biblioteca, me abrió de piernas con una de sus piernas y me penetró vaginalmente en forma brusca; sin casi haber alcanzado la lubricación adecuada. Me cogió una y otra y otra y otra y otra vez más vigorosamente. Ya me estaba excitando cuando él alcanzó su primer orgasmo. Me cogió en igual ritmo por un rato laaargoo…

Luego sacó su pene de mi concha e introdujo sus largos dedos que jugaron un largo momento dentro mío, mientras que con su otra mano sobaba mi clítoris. Yo mientras tanto acariciaba mis ya turgentes tetas…

Con sus dedos embebidos en mis zumos comenzó a acariciar mi ano. Se sentía muy plac

entero…Abrió mis nalgas más y más y sin pensarlo _ AAAHHHhhh!!!… grité al sentir que algo me atravesó, y se hundía más y más dentro mío. Y me di cuenta que me había metido su dedo en el culo.

A medida que metía y sacaba su dedo el dolor comenzaba a desaparecer y el placer emergía en mí. Permaneció cogiéndome con su pija en mi vagina y su dedo en mi culo por bastante tiempo.

El sonido de su celular fue como un impás cuando de repente siento el placer de su pene humedecido en mis jugos; jugandoooo, entrando y saliendo, subiendo y bajando. Cuando con sus manos abrío mis nalgas y …

_ AAAHHHhhhmmm!!!…me hundió su verga como una estaca en mi culo, que me quitó el aire. Fue un dolor intenso aunque atenuado por todo el trabajo anterior. Mientras sentía ese gran pene entrar y salir de mí, comencé a excitarme cada vez más y más, me embargaba un intenso calor que recorría todo mi cuerpo; hasta que le supliqué a Raúl movimientos más vigorosos.

_ más así, así, más fuerte, más rápido, aaahhhmmmm!!! Sí así!!! Más rápido, aaahhh,aaaahhh,aaahhh…!!! aahhjj, ahhjj!!!

Él me dijo _ te voy a hacer tener tu primer gran orgasmo culeándote; si sentí, sentimeee asíí!!!…

Raúl me tomo de mis cabello y como cabalgándome tiró de ellos, y me arqueé como una gata caliente al sentir mis contracciones orgásmicas. Acababa de dejar de lado mi virginidad anal. Inmediatamente Raúl tuvo otro orgasmo, sacó su pene, me recosté sobre la alfombra del suelo y derramó su lechita blanca, dulce y pegajosa sobre mi rostro y mis tetas. Él untó con dulces caricias su semen sobre mis pechos y dijo: _ hoy cumplí “una” de mis fantasías y todo gracias a vos…

Me miró a los ojos con una mirada especial, se acostó a mi lado abrazándome. Y en medio del silencio de la noche nos quedamos dormidos por la cansancio del placer compartido.

Luego nos despertamos y nos dimos cuenta que el tiempo había corrido como un relámpago, ya eran casi la 1:30 hs de la madrugada. Habíamos fornicado por casi más de 4 horas. No lo podía creer!!!. Para mí era todo una experiencia nueva…

Nos duchamos en el bañito contiguo al consultorio y Raúl me besó por primera vez. Nuestras lenguas se entrelazaron en un largo y profundo beso…

Como era muy tarde Raúl me llevó a casa en su auto mientras conversamos a cerca de su resistencia y potencia sexual ( con la edad que tenía). Me comentó que el es practicante asiduo del “Tantra-Yoga”; es por eso que alcanza largos tiempos fornicando y alcanzando el orgasmo, sin necesidad de perder su energía eyaculando. Y aclaró:

_ Laura, coger con vos es un placer especial; puedo hacerlo todo el día y no cansarme aunque sé que te dejaría agotada; pero extasiada de placer. A demás eyacularte es “brindarte” y “brindarme” todo el placer del mundo; más aún a una mujer como vos. Porque coger, tener un orgasmo y eyacular rápidamente lo hace cualquiera; pero darle sentido y motivo a un acto tan sublime como el de compartir el placer, no muchos pueden lograrlo. Sino, por qué hay tantas consultas por problemas sexuales?

Al terminar nuestra charla nos miramos a los ojos

y nos despedimos en la puerta de mi departamento con un fuerte y largo abrazo y un profundo y tierno beso.

Con él todas las sesiones de mi terapia eran algo excitante, diferente; aunque nuestra relación “terapeuta-paciente” comenzaba a cambiar…

Pues me había entregado a un hombre, que si bien presentaba un atractivo porte me doblaba en edad “por completo”.

Jueves 30/10/00:

Llegue a mi consulta como siempre a pesar que la relación entre Raúl y yo comenzaba a ser distinta. Él me estaba esperando con una sonrisa. Me saludó con un beso en la mejilla.

Conversamos casi toda la hora. Me contó sobre la tensión y los problemas familiares que tuvo la semana anterior y sobre sus reacciones el día de nuestro encuentro. Su relación de pareja y con sus hijos no andaba nada bien.

Yo lo escuchaba atentamente; parecía como si la terapia se hubiese invertido; pero me aclaraba una y otra vez que jamás antes había sentido tanto placer con una mujer que lo atrayera sexualmente tanto como yo. Con su esposa no pasaba nada y la pareja se estaba terminando. El problema

eran sus hijos. Ellos no lo comprenderían, estaban muy apegados a su madre, ya que él realizó muchos viajes dando conferencias, cursos, etc, y le dedicó poco tiempo a su familia. A demás de pertenecer a una época donde las mujeres estaban muy reprimidas sexualmente. Y nunca tuvo una relación seria y duradera con ninguna mujer que no fuera su esposa; y a la que no debiera pagarle por sus servicios.

Dentro de todo mis problemas sexuales (debido a mi nefasta experiencia con mi ex-novio) comenzaban a desaparecer gracias a Raúl!!!

Luego de nuestra charla me dijo:

_ Mariana, andá a la recepción de al lado, tras la segunda puerta hay una caja esperándote; es para vos, espero que te guste.

Y así me dirigía hacia allí, abrí la caja y saqué lo que contenía. Era un precioso conjunto de lencería erótica. Eso era algo que veía en alguna publicidad, pero nunca me imaginé tener algo así. Era espectacular!!! Todo confeccionado en encaje de puntilla roja. El soutiene permitía vislumbrar los pezones; la cola-less tenía las tiritas en encaje fruncido, muy delicado; con un bordado en la parte delantera. El porta ligas también en encaje de puntilla del mismo color y las medias de seda negras. Tal cual los colores que le gustan a Raúl. Él siempre lucía una corbata o camisa contrastando los colores de su pantalón y por lo general eran rojos o rojo y negro combinados.

Me desvestí y me vestí con mi nueva ropa de lencería. Y pensé lo mucho que se excitaría verme así… Me solté el cabello, me sacudí la cabeza para lograr más volúmen, me puse los zapatos que para la ocasión fueron al dedillo; y salí a su encuentro.

Raúl quedó extasiado y boquiabierto, su bulto se notó prominente extendió sus brazos, fui a su encuentro y nos abrazamos muy fuertemente; culminando o “comenzando” con un beso de lengua muy profundo…

Me acariciaba el pelo, me besaba el lóbulo de la oreja, introducía su lengua… Y el sentir su respiración, el sonido de sus besos, sus caricias excitantes y busconas comencé a humedecerme… Él me quitó muy lentamente el conjunto y quedé únicamente con el portaligas y las medias. Yo, comencé a desvestirlo y noté que su slip también se estaba mojando.

Sus caricias eran cada vez más provocativas en sus recorridos por todos y cada uno de mis zonas erógenas. El calor que subía por nuestros cuerpos era sofocante. A tal punto de excitarme tanto lo senté en el sillón, empecé a recorrer su cuerpo besándolo y dándole algunos mordiscos en sus tetillas. Metía mi lengua en su oreja, lo lamía y el ritmo y sonido de mis lamidas lo excitaron más y más!!! Le mame fuertemente su pija y me monté sobre él. Introduciendo su palpitante y expectante verga en mi vagina; comencé a cogerlo.

Me sentía una reina y ahora era yo quien llevaba el rítmo, tal como siempre quise. Lo hicimos así por un prolongado tiempo… Cambiamos varias posiciones hasta que volvía a disfrutar de sentarme sobre “su palo” de espaldas a él y dominar “yo” el balanceo del ritmo vertiginoso del encuentro. Pero esta vez por el culo, mientras con mi mano me masajeaba el clítoris.

_ Raúl sí, sí, así… me gusta mucho, mucho!!! Aaaahhhh…

_ Vamos nena…cabalgá más fuerte, Uuummmm!!! Aaaahhhh!!!…. asííííí!!!… me sentís??… ninguna mina me cogió así!!! ajjjajjjajjjjaaaaahhhhmmmm!!!!….

_ Sí!!!… mi clítoris está por explotaaarrr!!!…AAAAaaahhhhaajjjaaajjjajaaaahhhooommm!!!..

Ambos alcanzamos múltiples orgasmos al unísono.

_ Raúl!!! Voy a acabar, voy a acabar!!! Aaaaahhhhhmmmmm!!!!!

Que placer!!! mmmmmm!!!

Raúl no eyaculó, se contuvo par alcanzar más placer y lograr mayor éxtasis la próxima vez; como lo dice la práctica del tantra.

Luego nos abrazamos y nos besamos tiernamente mirándonos a los ojos en silencio. El tiempo estando con Raúl parece suspenderse. Luego nos duchamos rápidamente, nos vestimos y me llevó a casa. Yo, lo invité a quedarse y repetir la placentera experiencia. Él accedió. Por primera vez dormiría fuera del hogar conyugal con otra mujer. Y esa; era “YO”.

Jueves 6/11/00:

Nuestros encuentro se daban también

fuera del consultorio. Algunas tardes que tenía horario libre, alguna mañana cuando despertaba luego de pasar la noche conmigo. Pero los fines de semana y la mayoría de las noches de la semana permanecía en familia. No era completamente mío. Raúl no solo era mi terapeuta sino que era el hombre que más deseaba y que tanto placer me daba. Pero todavía no podía tenerlo todo par mí.

Igualmente me había dicho que la terapia estaba llegando a su fin pero faltaba un poco, no demasiado.

Yo, ya me sentía más libre de todas las ataduras psicológicas con las que crecí y las que permanecía inculcándome mi ex-novio Mario. Me sentía otra mujer; me sentía “mujer”.

Para este día como estaba cerca del consultorio pasé por allí y cancelé mi cita. Habían surgido algunos problemas en mi trabajo y mi jefa, me pidió si podía quedarme hasta tarde en la oficina ya que debíamos resolver el problema cuanto antes.

Al entrar a la casa me topé en la galería del jardín interno con aquel desconocido del colectivo. Y nos reconocimos al vernos aunque cada cual siguió su camino. Era obvio que era paciente de Raúl, ya que él es el dueño de la casa y no hay más que un consultorio. Otros días de la semana lo comparte con un terapeuta amigo.

Le dejé el mensaje al secretario de Raúl y me fui.

No era día para encuentros pasionales. Debía trabajar.

Al día siguiente me llamó a casa. Había quedado rendida de trabajar a hasta altas horas de la madrugada y no escuché el teléfono. El mensaje quedó en el contestador.

Decía que me extrañaba y que no pudo soportar un jueves sin mi, ni una noche sin mi. Me puso felíz escuchar eso. Nadie más que yo quiere sentirse felíz!!!

Reiteró el llamado a las 14:00 hs y dejó otro mensaje en el contestador que decía: _ Mariana, te extraño, te necesito, me excita recordar todos los momentos que vivimos juntos. Tengo miles de fantasías que rondan por mi cabeza y que quiero concretar con vos mi amor…Llamamé!!!

Al escucharlo me sentí más que deseada!!! E inmediatamente lo llamé al consultorio.

_ Hola Raúl, Mariana. Cómo estás?!

_ Anhelante extrañándote y esperando verte. Me voy el sábado a España a dar una conferencia sobre psicoanálisis y patología, regreso el jueves próximo por la tarde. Pero no quiero irme antes sin verte. Tengo ratones dando vueltas por mi cabeza. Nos vemos mañana viernes?? Por favor!!! Adelanto algunas consultas y cancelo algunas citas; te parece bien??

_ Sí!! Yo también te extraño y deseo con todo mi ser que me hagas tuya!!!

_Bien!!!, te espero mañana a las 19:00 hs.

_ O.K. no fallaré!!! Te deseo!!!…

_ Te mando un beso grande!!!

_ Otro para vos!!! Hasta mañana!!!

Viernes 7/11/00:

Caía la tarde y llovía muy fuerte, pero la humedad y el calor de la primavera se hacía notar. Ya eran las 19:00 hs.

Para impactarlo me puse el conjunto de lencería erótica que me había regalado, y arriba el piloto. Batí mi largo cabello para hacerlo más glamoroso, me puse los zapatos con los tacos más altos que tenía; y me fui a su encuentro.

Cuando arribé al consultorio la puerta estaba entreabierta y se escuchaba conversar. Raúl estaba sentado con dos hombres más charlando muy amablemente. Cuando me acerqué a saludarlo, giré la cabeza para saludar a dichos hombres y me percaté que uno de ellos era “el desconocido” de mis encuentros carnales sobre el colectivo. Todos me saludaron; Raúl con un beso en la mejilla y los otros hombres me estrecharon su mano. No entendía nada, menos si Raúl me querría ayudar a quitarme el piloto. No quería pensar en el papelón y la vergüenza que pasaría. Aunque ellos sabían algo del motivo por el que estaban allí; pero yo, no.

Me acercó una silla, bajó las luces y encendió el televisor y la video. El film era altamente caliente…

Raúl a mi lado acariciaba una de mis piernas, y yo comenzaba a mojarme. Mi flujo ya había mojado totalmente la cola-leess, el calor que sentía era muy intenso y mi vulva comenzaba a tensarse; sin ni siquiera haberme tocado.

A los hombres, inclusive Raúl le había sucedido lo mismo; su

s bultos más que prominentes pedían por sentirse libres!!!

Se quitaron los sacos y se desabrocharon sus camisas. Yo por mi parte con miles de sensaciones corriendo por todo mi cuerpo me desabroché el piloto que ayudó a quitármelo Raúl.

Me sentía erotizada!!!, y exótica!!!, como una reina con su harén. Raúl empezó a acariciarme todo el cuerpo y a besarme y lamerme el rostro. Los dos hombres se acercaron, me acariciaban mis partes erógenas y uno de ellos desabrocho mi soutiene.

Los tres se quitaron por completo sus ropas y me tomaron en andas para subirme al escritorio. Corrieron todos los papeles de encima de un plumazo con la mano. El desconocido se llamaba Sergio y tenía 35 años ( por lo cierto muy atractivo) y el otro hombre Omar de 42 años ( un hombre morocho, común y muy pulcro).

Mientras Raúl me besaba apasionadamente, Omar jugaba con mis pechos y succionaba mis pezones. Yo quería emitir un gemido pero la inquieta lengua de Raúl me lo impedía. Sergio me quitó la cola-less y comenzó a chuparme la concha… Me sentía extraña, excitada, muy caliente!!! Pero sobre todo deseada!!!

El ritmo de lamidas y chupadas cada vez era más vigoroso.

Mi vulva estaba completamente tensa y ansiosa por tener un orgasmo. De pronto me levantaron del escritorio. Completamente enloquecida por tanto placer comiencé a mamar las tres pijas. Una más grande que otra, una más gruesa que otra y otra más dura que otra; tan dura como un hierro. Besaba sus huevos inflamados por la urgencia. Pasaba mis dientes y mordisqueaba las cabezas de esos penes como jamás antes lo había hecho. Me sentía libre de hacer y gozar como quisiera!!!! Uno a uno me cogía por la boca hasta llegar al fondo de mi garganta y producirme el cosquilleo más espectacular nunca antes sentido!!! Yo clamaba por más!!!

_ Síííí!!!! Así!!!! Cójanme entre todos!!!! Los quiero dentro mío!!!! Sísísí!!!! Quiero más, quiero más!!!…

Los fuertes gemidos de ellos extasiaban mis oídos…

Mis pedidos fueron como órdenes para los tres hombres y fue entonces cuando Omar me penetró por adelante, Sergió me abrío de piernas y me culeó con una rapidez y un vigor que no paré de tener un orgasmo tras otro… Aquel tiempo en el que sentí dolor había quedado atrás; ahora no era más que “placer”… Y “mi Raúl” me cogió por la boca.

_ Aaaahhhhh!!!….Oooommmmm….aaaaaahhhhh!!!!…

Mmmmmmahhhhmmmmm!!!! oooohhhhh!!!! (se me escuchaba emitir, junto a sonidos guturales de éxtasis); en medio de jadeantes movimientos carnales. Me arqueaba como una yegua por los espasmos de mis contracciones. Cada orgasmo era más y más intenso; hasta que sentí una seguidilla de orgasmos por un largo rato…

_ Mmmmmmahhhhmmmmm!!!! oooohhhhh!!!! aahhmmmmoooooaahhjj!! Aaaahhhjjjaaahhhjjjjaaaa!!!…

Raúl inundó mi boca con su leche, que saboreé con todo placer!!!, y mientras se hacía la paja sobre mi rostro yo sacaba mi lengua pidiendo más!!!…

Me sentía “la hembra” más deseada e insaciable. Y ellos estaban allí para satisfacerme.

Fornicamos sin parar por casi 5 hs. Ya exhaustos por el cansancio, Raúl y yo descansamos. Él me abrazó, me besó y susurró a mi oído:

_ Te amo!!! Me permitiste cumplir mi más grande fantasía!!!

En cuanto regrese de España nos vamos a vivir juntos. Inicié los trámites de divorcio. Te quiero toda para mí!!! Mariana, te amo!!!…

Nos miramos a los ojos y nos abrazamos en silencio.

Cada uno de ellos saboreó el dulzor de mi flujo, palpó con sus dedos cada centímetro interno y externo de mi piel

(Sergio tenía problemas con su eyaculación, pero era un problema emocional. Podía coger y tener su orgasmo pero eyaculaba solamente si leía un relato erótico o el texto de una película pornográfica. Luego entendí esto y el porqué en nuestros encuentros en el colectivo me masturbaba a mí y me hacía acabar y el no deseaba ser tocado ni chupado). Así que para mí ese momento fue todo una satisfacción; sentir cómo podía culearme constantemente sin detenerse.

(Omar se había iniciado en el Tantra yoga por indicaciones de Raúl, ya que fue un eyaculador precoz y se solucionó con medicación, p

sicoanálisis y terapia Tántrica).

Raúl es un profesional del Tantra en el “arte de amar y fornicar”.

…Y yo me sentía la mujer mas felíz del mundo. Ahora puedo decir que rompí con mis ataduras psico-sexuales. Tuve al hombre que deseaba!!!; me sentía amada y muy felíz!!! Pero todo terminó. Él nunca más volvió de España… Y extraño sentirme nuevamente tan mujer…

Comentarios? No abro archivos adjuntos

Autor: marianarod24

marianarod24 ( arroba ) yahoo.com.ar

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.