La cristiana universitaria conoce a Ammon (tercera parte)

cristiana universitaria caliente

¡Comparte!

Sugiero que antes de leer este relato lean el antecedente (la cristiana universitaria conoce a Ammon (segunda parte). Para que tengan una idea clara de los personajes y el contexto en el que se desarrolla todo.

En esta ocasión la experiencia ha sido diferente, a partir de aquí las cosas solo se hacen más perversas, tienen más morbo y rayan en algo extremo para la mayoría de gente puritana.

Después de una charla de quizá un par de horas, ambos nos quedamos dormidos en aquel cuarto, cuando desperté oveja se encontraba durmiendo plácidamente a mi lado, su cabeza estaba sobre mi pecho, clavé la mirada en el techo, era un color blanco total, no se veía ni una mancha o alguna fisura, era totalmente blanco, a mi izquierda estaba sobre la pared el clásico espejo de cualquier motel de paso, al dirigir la mirada hacía el pude ver de perfil el cuerpo  de Rajel, su cintura resaltaba, pese a ser  gorda, tiene un cuerpo increíblemente formado, una cintura que delinea perfectamente la anchura de su cadera, sus glúteos totalmente grandes y respingones hacen que sus piernas tengan una forma como de “v” haciendo que camine de una forma en la que su cuerpo se mueva contoneándose, y así sus pechos involuntariamente dan pequeños saltos de un lado a otro, haciendo que su escote o blusa los haga notarse aún por encima de la prenda más discreta; todos esos pensamientos envolvían mi mente, pero había algo que me tenía intranquilo, algo que simplemente me hacía sentir como otra persona.

Antes de quedar dormidos los dos, Rajel me había estado contando muchas cosas de su vida que en ese momento yo desconocía totalmente, me había narrado cosas de su niñez, cosas de su familia, situaciones problemáticas que vivió al pasar los años con diferentes personas, decepciones amorosas, y lo que me tenía en estado de ansiedad, sus experiencias sexuales, estas últimas en particular me habían hecho sentir una mezcla extraña de emociones, celos, coraje, rencor, ira e incluso negación, pero todo esto estaba envuelto de un sentimiento de curiosidad, morbo y excitación que era imposible negar que estaba sintiendo. No supe que pensar en ese momento, o que decir por lo que solo trate de poner mi mente en orden y fingir que todo eso no había pasado.

Rajel se despertó mientras que yo tenía todo esto en mi mente, solo levanto su cabeza de mi pecho y enderezo su cuello para alcanzar mi boca, me dio un beso pequeño en los labios y me dijo –ya es hora de irnos papi-, la mire a los ojos y nuevamente quede atrapado en ellos, ese brillo que tienen siempre me ha dejado estupefacto al momento de contemplarlos, no importa si es solo por un momento o por horas, acaricie su cabeza con mi mano y le dije –si amor, ya es hora- nos levantamos de la cama y ambos nos metimos a bañar.

Me encontraba ya en mi casa, tumbado en la cama cuando de la nada vibro mi teléfono, lo tome entre mis manos era un mensaje de Rajel  -gracias por hoy, espero no tengas problemas, pero quiero saber algo ¿lo volveremos a hacer?- al leerlo mi corazón latió demasiado aprisa, sentí que estaba por salirse de mi pecho, la mujer que me tenía enamorado me estaba haciendo la pregunta más obvia que pudo hacerme, claro que quería hacerlo de nuevo, claro que estaba de acuerdo en estar a su lado y desde luego claro que dejaría todo lo que fuera necesario para estar con ella, pero la estupidez humana no tiene límites, y manteniendo mi papel de patán imbécil solo le respondí -claro, eso es ser amigos con derecho mensa- su contestación solo fue una risa acompañada de un “ok está bien”, deje el celular al lado de mi almohada, y tratando de pensar en que decir o que hacer para que entendiera que quería volver a su lado, me quede dormido.

Al despertarme me encontraba sudando, un escalofrío recorrió mi cuerpo y un pensamiento casi intrusivo se adueñó de mi mente, como si aquel disfraz que estaba usando de controlador de todo cobrara vida, tuve la genial idea de seguir una relación de amigos con derecho con Rajel, hacer eso por alguna extraña razón se convirtió en una prueba definitiva de que tenía el control, de que no me afectaba y de que sería algo divertido, estas ideas se contraponían totalmente con el amor que sentía por ella, y supe de antemano que sería algo completamente estúpido, pero por alguna razón mi propia mente me repetía que era una buena idea, y pese a saber que no era lo correcto termine por sucumbir a la voluntad de un pensamiento que bien podría ser el de otra persona dentro de mi mente.

Cuando recobre el sentido y pude pensar con un poco más de claridad me di cuenta de que no había dormido más que un par de horas, y aún era temprano por lo que le respondí el mensaje a oveja, y las cosas nuevamente dieron un giro inesperado.

+vale jeje, que haces mami?

-nada papi estoy acostada y tu?

+también amor

-que bueno jiji

+si? Porque?

-nada más jejeje

+a pensé que lo decías porque antes jugábamos un poquito antes de irnos a dormir

-jiji por eso mismo lo dije menso

+o ya entiendo, tienes la luz prendida? Luego las fotos no se ven bien

-no amor pero no te preocupes ahorita arreglo lo de la luz

+esta bien amor, pero oye antes de empezar hay que hacer algo nuevo no?

 

En el poco tiempo que estuvimos saliendo jugamos un par de veces, era el típico sexting que se usa actualmente en las redes sociales, pero aun en ese tiempo yo desconocía aspectos de oveja, aspectos que quería saber a raíz de la plática de esa tarde.

-algo nuevo? Como que papi?

+pues hay que preguntarnos cosas que no nos preguntamos cuando fuimos novios

+que dices?

-Si amor está bien pero empieza tu para que yo vea cómo va?

+si amor, mi pregunta es si has tenido o tienes alguna fantasía sexual?

-jijiji a que curioso eres amor, pero si si la tengo

+cual es?

-me toca preguntar a mi no papi?

+jejeje tienes razón mami pregunta tu

-tu tienes o has tenido una fantasía sexual que no hayas cumplido amor?

+ jejeje mmmm no lo sé, pero diría que hacerlo en un cine

+se que para ti no es mucho porque lo hiciste en un carro pero bueno jeje

-jajajaja ok amor pregunta

+cual es tu fantasía sexual?

-pues son dos papi, una es tener relaciones por el otro lado jiji, y la otra es un trio

-de dos hombres y yo

Con esa respuesta de nuevo la mezcla de emociones que había experimentado por la tarde se apodero de mí, más ahora que pareciera que todo lo que sentía por ella se hubiese escondido o lo hubieran encerrado en algún lugar de mi mente, en ese punto el deseo de control, de verme como el fuerte e insensible ante todo, se apoderó por completo de mis pensamientos, y acompañado por los sentimientos y morbo, aun más intenso que el que experimente en la tarde en el cuarto del motel, terminó por llevar mis respuestas a un punto de vileza que resultaría ofensivo para muchas mujeres, pero nuevamente Rajel soportó y superó esto, siguiéndome el juego como si fuera lo más normal del mundo.

+no me esperaba que quisieras hacer algo de eso mami

-jejeje ya ves papi, soy media loca jajaja

+si amor ya me di cuenta, pero para hacer el trio primero sería la primera

+para que te dieran los dos al mismo tiempo jeje

-si papi pero me da miedito

+que te duela amor?

-si poquito, pero me da miedo que sean dos hombres, que tal si alguno habla?

+sería con alguien que tuvieras confianza amor jeje

-si papi pero me da miedo

+hay amor te da mas miedo que hable alguno a que te hagan grande tu ano?

-jajajajaja si me da más miedo eso

+que loco jejej las mujeres normalmente tienen miedo de que les den por ahí

-jajaja pues yo no, si me duele me aguanto y ya, o que lo hagas despacito

-también sería de ayuda

+que lo haga?

-jajaja si no le entendiste ni modo

+jajaja pues si le entendí pero eso será hasta la próxima vez que nos veamos solos

-jejeje no éstas tan pendejito como pensé

+jajaja no no lo estoy, y pues seré el primero en estrenarte amor jeje

-si papi jijiji

+si jeje pero no se vale arrepentirse, te voy a dar por el culo la próxima he?

 

En esta contestación me di cuenta que se me había ido la cabeza, que tenía que estar pasando algo muy malo con mi mente para hablarle así, pero ya era tarde ya lo había hecho, esperaba nervioso su respuesta, sabía que esa contestación representaba el final de la amistad con beneficios que habíamos acordado, pero no fue así.

-jajaja no papi no te preocupes no me arrepentiré, tú me estrenaras mi culo

+ok mami ya dijiste jejeje

La sesión de chat siguió con algunas fotos y videos, ambos nos masturbábamos en nuestras respectivas camas y ambos estábamos excitados, a mí eso me parecía extraño luego de las primeras preguntas, añadiendo que el vocabulario para dirigirme a ella poco a poco comenzó a ser más soez, pero en ningún momento ella dejó de seguirme el juego, lo que era más extraño parecía que ella también estaba excitándose, y claro yo seguía comentando cosas relacionadas a el trio, como posibles candidatos, ideas o posiciones que le gustaría intentar, alternando esto entre las fotos y videos, lo cual termino en una especie de plan implícito para realizar aquella situación en algún momento de un futuro no muy distante, incluso el tema de las relaciones anales que acordamos ocurriría en la siguiente vez lo tomaba como una referencia al decirle cosas del tipo “después de que te estrene ya te la vamos a poder meter los dos en cada uno de tus hoyos” ella solo seguía la corriente con respuestas simples como “sí que rico” “¿te imaginas como me van a tener?” al final de la noche ambos tuvimos un orgasmo, el cual nos enviamos en video, yo mande uno donde mi miembro expulsaba semen producto de la excitación de las fotos, los videos y la sensación de morbo que me daba la idea del trio con ella,  y ella mando uno donde se metía un rímel negro dentro de su vagina, en ocasiones lo dejaba dentro y con su mano frotaba fuertemente su clítoris, al comenzar a tener esa sensación de placer subió el teléfono de tal manera que pudiera ver su expresión de placer al momento de tener su orgasmo.

En ese punto mi mente ya funcionaba de una forma diferente, actuaba de maneras en las que no lo deseaba hacer, algo importante había cambiado, eso era más que claro, ya que todo el amor que sentía por oveja parecía haber sido mandado a un lugar recóndito de mi mente, y el hecho es que la actitud de imbécil, pervertido y hasta degenerado sexual   ahora imperaba en mi ser.

Todos los días buscaba textos donde se hablara de situaciones bizarras  que habían ocurrido durante el sexo, así la búsqueda me llevo a tener ideas de voyerismo, bondage, exhibicionismo por parte de Rajel, temas swinger, zoofilia, urolagnia y hasta emetofilia, las cuales sabría que podría llevar a cabo con Rajel, ya que si algo tenía ella, y me lo había demostrado previamente en el juego, era que se podría adaptar a las cosas, solamente tenía que avanzar con cuidado.

La semana pasaba con normalidad para todos a mí alrededor, mientras que yo me llenaba la cabeza con ideas de todo lo que podría hacer con Rajel, pero lo que me hacía estar en constante ansiedad era lo que pasaría la próxima vez que saliéramos, esa ocasión sería diferente para ambos, y pese a saber que podría terminar todo mal, un tipo de fuerza extraña me movía con el objetivo de mantener a toda costa esa relación de amigos con derecho, razón que hizo qué por más que sintiera deseos de que fuera mi novia nuevamente, algo en mi interior me lo negaba, decía que de volver a ser pareja todas esas fantasías nuevas nunca llegarían a ocurrir, y aunque suene estúpido era quizá la única razón por la cual no le pedía fuera mi compañera de vida nuevamente, al final los obstinados e idiotas pierden algo más valioso que la vida con el único fin de hacer lo que ellos consideran es lo que quieren.

El día de salir con Rajel había llegado, y casi todos los días después de haber tenido sexting lo seguíamos haciendo, hablando siempre de los mismos temas, el penetrarla por él ano, la ventaja que esto era para el trio  y demás cosas, quizá la confianza de no ser rechazado por ella me había hecho sentir que podía hacer que ella siguiera mis deseos sin pestañear, por lo que en esa ocasión le pedí que usara un vestido, y que no llevará pantaletas, así como pedirle que no se bañara por los días restantes que quedaban para vernos, ya que su aroma natural me embriagaba y excitaba a un punto indescriptible, esto último lo pedí incluso de novios por lo que para ella no era raro, la estaba esperando en el lugar acordado cuando la vi llegar, tenía el pelo suelto, sus gafas de armazón negro, una blusa negra ajustada que permitía ver generosamente la parte superior de sus senos, y para mi sorpresa vestía su clásica falda de mezclilla hasta los talones, esto me dio como una bofetada de realidad, pensé que no porque ella fuera accesible terminaría haciendo lo que yo pidiera, que lo mejor sería avanzar con cautela en cuanto a las demás ideas que ya había pensado comentarle.

Me acerque y la salude con un beso en la mejilla que ella correspondió cálidamente y caminamos a la parada para tomar el transporte –pensé que traerías vestido- le dije mientras caminaba a sus espaldas –no te alteres, no me iban a dejar salir de mi casa si usaba vestido, te recuerdo que soy cristiana, y mi familia está muy metida con la iglesia, si lo traigo solo que me puse la falda encima para que no se viera- con esta contestación me volvió a subir el falso poder que yo pensaba ostentar sobre Rajel. Tomamos el transporte y fuimos camino al motel, la plática en esa ocasión fue muy poca, hablamos de algunas cosas de la escuela, de si habíamos desayunado etc.

Finalmente llegamos al motel, entramos caminando, nos recibieron las mucamas, pague un cuarto, nos indicaron el número, nos guiaron a un cuarto con garaje, subimos las escaleras mientras la mucama apretaba el botón de cerrado, una puerta blanca esperaba en la entrada para la habitación, en el transcurso de subida de escaleras de inmediato comencé a manosear las nalgas de Rajel por encima de la falda, masajeándolos y apretándolas firmemente, ella se detuvo para que pudiera hacerlo sin incomodidad alguna, yo baje un escalón y metí mi mano por debajo de su falda, pude notar una tela diferente entre su piel y la mezclilla por lo que supe de inmediato que realmente llevaba un vestido, pero no me detuve ahí,  también deseaba saber si se había quedado sin bragas por debajo de la ropa como le pedí, por lo que subí mi mano, encontrando su sexo totalmente desnudo, estaba sudando debido al calor que estaba haciendo, acaricie levemente por encima restregando mi mano en toda su vagina, deseaba que se impregnara totalmente de ese sudor, saque mi mano y llevándola a mi nariz pude aspirar aquel delicioso aroma de mujer, era una mezcla de intimidad y nervios lo que desprendía, pero había algo más, un leve rastro de orina, un poco de sudor añejado también se podían percibir en aquel olor que tenía en mi mano, por lo que sonriendo a sus espaldas le dije –me alegra ver que realmente no te has bañado- ella se rio y me dijo  –tanto  me conoces que desconfías de mi- solo devolví la risa y terminamos de subir las escaleras.

Ya dentro de la habitación dejamos nuestras cosas en los muebles que están al lado de la cama, celulares, dinero, todo lo que pudiera caerse o perderse, ella quito la falda y la vi con un vestido largo, que estaba por retirar pero la detuve, me coloque detrás de ella y con su vista mirando hacía la cama la empuje, haciendo que quedara en posición de perrito, levante el vestido, todo su trasero quedó descubierto frente a mi rostro, me incline y aproxime mi boca hacia sus nalgas, comencé a besarlas, a darles leves mordiscos, el olor que desprendía su sexo comenzó a cambiar rápidamente, supe en ese momento que estaba excitada con aquello que comencé a hacer, ella arqueo su espalda dejando caer sus pechos y cabeza sobre la cama, haciendo que sus glúteos quedaran separados, en ese instante aleje un poco mi cara y pude ver su vagina lubricada y más arriba su ano, no dude ni un momento más y metí mi cara entre sus piernas, metiendo mi lengua directamente en el orificio de su vagina haciéndola gemir rápidamente, y en secreto buscaba que mis fosas nasales alcanzaran a tocar la entrada de su ano, quería sentir ese aroma prohibido, lo conseguí rápidamente, ya que el no bañarse hacía que cada parte de su cuerpo desprendiera un aroma  fácil de detectar según la zona y esa parte no fue diferente, estaba dando lamidas muy rápido por todo su sexo, hasta que haciendo algo más atrevido eleve mi boca, y sin decir nada comencé a lamer la entrada de su ano

–papi ¿Qué le haces a mi culo?, no olvídalo no importa amor, por favor no te detengas, se siente muy rico- en ese momento una excitación muy fuerte se apoderó de mí, por cual puse todas mis ganas en la labor que estaba haciendo, mi lengua daba lametazos en todas partes posibles, daba vueltas entre la abertura de sus nalgas, regresaba a lamer por encima y por debajo de su ano, y regresaba rápidamente a chupar aquella zona arrugada, ella gemía fuerte, hasta que comencé a meter uno de mis dedos en su vagina sin dejar de lamer su ano, en ese momento comenzó casi a gritar, la pequeña vellosidad que tenían sus nalgas quedo empapada por mi saliva, mientras que mi mano quedó mojada por su fluido, y en ese instante repegue mi boca con fuerza en su ano y sacando mi lengua la metí lo más que pude en sus entrañas, podía degustar el sabor de su ano por la parte interna, sabía extraño, un sabor que nunca había probado, no sé si sería a excremento o no, pero la realidad es que ese sabor me había fascinado y ella lo notaba, ya que lejos de quitarse o quejarse comenzó a mover su cadera con dirección hacia mi cara lo que me permitió alcanzar una profundidad aun mayor dentro de ese orificio, en ese momento me levante, baje mi pantalón y bóxer, tome mi miembro, lo frote entre sus nalgas y vagina y lo metí de golpe dentro de su sexo, ella gemía desesperada mientras que sus nalgas rebotaban fuertemente contra mi vientre, no habían pasado ni un par de minutos cuando ya sentía mi miembro empapado por su fluido, señal clara de que había tenido un orgasmo, pero no me detuve, si no que aumente lo más que pude el movimiento de mis embestidas y en ese momento la sujete del cabello formando una cola de cabello entre mi mano, mientras que con la otra daba nalgadas moderadamente fuertes en su trasero, ella no paraba de gemir y pedir que no me detuviera, al hilo en cuestión de unos cuantos minutos ella había experimentado muchos orgasmos, más de los que pude contar, pasaron quizá 20 minutos hasta que agotados ambos cesamos aquella posición, me recosté a su lado aun con el pene erecto y como si buscara hacer algo que le desagradase le di un beso de lengua, pero ella no hizo más que corresponderme, se quedó quieta y viendo hacia el techo, de repente me levante y así en la orilla de la cama y con el vestido aún puesto tomé sus tobillos entre mis manos, los eleve en el aire y los separe, comencé a acercar mi pene hacia su vagina y en esa posición siguió el acto sexual que habíamos comenzado, las embestidas eran fuertes, la escena de sus pechos rebotando casi hasta chocar con su mentón eran increíbles, y ver su vagina abierta con mi miembro dentro de ella me enloquecía a sobremanera, así que atorando sus piernas en mi cuello baje mis manos hasta sus pechos, los sujetaba con vehemencia los sobaba muy fuerte y tiraba de sus pequeños pezones como si quisiera hacerlos crecer, el café de su aureola me mantenía hipnotizado y no daba ningún respiro en las bombeadas, terminara ella o no mantenía un ritmo frenético, y de la nada cese, me agache y con sus piernas suspendidas en el aire y nuevamente comencé a dar lametazos en medio de sus nalgas, primero junte todo el fluido que su vagina había escurrido sobre ellas, después de recolectar y tragar todo lo que pude abrí su trasero y comencé a dar lamidas de nuevo en su ano, ella miraba recostada como mi cara se encontraba en la entrada de su vagina, y sentía como mi lengua entraba y salía de su recto, para dar lamidas a los costados se sus glúteos, solo gemía no podía hacer nada más que eso, de repente sentí como tomo aire, enderezo su cabeza y me dijo –papi todavía no me estrenas, ¿Cómo quieres que me cojan los dos al mismo tiempo en el trio si no me abres mi culito?- sin dejar de lamer su ano asentí con la cabeza, me puse de pie y comencé a acercar mi pene hacia su ano, el cual estaba ya algo dilatado por el mete y saca que había hecho previo con mi lengua, me detuve un momento subí mi mano, metí mi dedo medio a mi boca y lo coloque haciendo una leve presión en la entrada de su recto, ella se estremeció, pude notar como se erizaba cada bello de su piel, comencé a introducirlo lento, hice un poco más de fuerza y se abrió paso totalmente, todo mi dedo se encontraba en el interior de ella, comenzó a quejarse un poco y después a gemir, parecía excitada o nerviosa, en ese momento no supe diferenciar por lo que comencé a meter y sacar mi dedo poco a poco de su ano, después de que sentí que la piel ya se había relajado lo saque despacio, en esta acción ella hizo un gesto de dolor, pero eso no hizo más que aumentar mi perversión por lo que estaba pasando, por lo cual abrí sus piernas nuevamente y bajando mi cadera un poco, mi pene quedo justo frente a su ano.

En ese momento ella me miraba fijamente, no sabía cómo lo haría, pero no fue necesario decir nada, ya que empuje despacio mi cuerpo contra sus nalgas abiertas, mi pene rápidamente encontró la entrada a su ano, y se fue abriendo paso, quizá por la excitación o por no quedar mal, ella solo respiraba fuerte y daba leves arqueadas con su cuerpo cada vez que yo aplicaba más fuerza en el empuje, al final conseguí meter todo el miembro dentro, por lo que comencé a retroceder mi cadera para iniciar la primera relación sexual anal de Rajel, ella se dio cuenta que había entrado por completo en su interior, por lo que mirándola a los ojos exclamé –ya te estrene mi amor- ella no dijo nada y comenzó a gemir, con el paso de los minutos el penetrarla se fue volviendo mucho más sencillo, por lo que aumente la velocidad exponencialmente de las embestidas, hasta el punto de que ya no había ninguna diferencia de estar penetrando su ano, de como si fuera su vagina, con una de mis manos la masturbaba fuertemente sobre su clítoris, por lo que el dolor se mezclaba con placer para ella, en mi caso toda aquella escena no hacía nada más que brindarme un placer inexplicable, lo estrecho de su ano me apretaba con fuerza el miembro, incluso sentía que lo succionaba como si de una felación se tratase, pero nada podía detener el frenesí en el que me encontraba, por lo cual los gemidos de placer y alguno que otro grito ahogado de dolor que esbozaba Rajel eran apenas un pequeño distractor para mí, después de haber estado penetrando su recto por casi 30 minutos sentí esa necesidad de vaciar mi esperma, pero de nuevo algo en mí buscaba que el acto le desagradara a Rajel, por lo que saque de golpe mi pene de su ano y dando un salto a la cama me posicione al lado de ella, mis rodillas estaban a la altura de sus pechos, y mi torso estaba inclinado, dejando mi pene a escasos centímetros de su rosto, por lo que en ese lugar comencé a masturbarme fuertemente hasta arrojar una cantidad abundante de semen sobre el rostro y senos de oveja, ella solo cerro los ojos y la boca con fuerza.

Después de la sesión de sexo nos quedamos recostados uno al lado del otro y ella riéndose me dijo –te huele la cara a mi cola, fuchi jeje- yo respondiendo la risa la bese de la nada y le dije –ahora ya sabes que sabor tiene tu culito mami, ¿te gusta? Porque a mí me encanta- ella se rio y curiosamente saboreo su boca, por lo que en verdad había intentado saber a qué sabía, solo se tapó la cara y dijo –pues no sepo feo papi-  le quite las manos del rostro y viéndola a los ojos le dije –ya estas lista para que te demos dos al mismo tiempo jeje,- sin quitar las manos de su rostro separo las palmas, como haciendo espacio para poder hablar, y me dijo –si amor ya puedo tener dos vergas dentro, yo digo que se va a sentir rico- la mire y de nuevo por alguna extraña razón me dio por preguntar más cosas de su expareja, pero solo en el aspecto sexual, para mi sorpresa ella no lo veía como algo raro, y sin rechistar comenzó a platicarme más cosas.

La naturalidad con la que ella respondía sería un factor importante que haría que me dominara por completo el morbo, haciendo, diciendo y pidiendo diferentes cosas que fueron aumentando en vileza y dificultad de forma exponencial con el paso del tiempo.

Continuara…

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.