Esto pasó con mi prima que es dentista

¡Comparte!

Amor Filial, Prima y Primo. Se la saqué y le dije que lo quería hacer como a mi encanta, ella accedió, se acostó boca arriba, le puse sus rodillas sobre sus tetas y se la empecé a meter, estaba ella tan excitada que gritaba que me amaba, lástima que éramos primos, y para subir su excitación le besé y lamí las plantas de sus pies, no duró mucho hasta que volvió a venirse.

Yo soy de México, DF, vivo con mis padres dentro de la misma casa hay un departamento donde vivo yo, y lo comparto con mi prima, yo en el cuarto y ella en donde es la sala-comedor adaptó su consultorio.

Todo empezó por que mis padres trabajan y mis hermanos van a la escuela, la mañana la compartimos, yo soy un chavo de 23 años, 1.82cm, delgado con físico atlético por que me gustan los deportes, ella es blanca, como de uno 1.70cm, y tiene unas nalgotas exquisitas.

Siempre que le abría la puerta le veía sus nalgas, hasta que un día me pilló viéndoselas, y no me dijo nada.

Al otro día llegó como a las 11:00am, a esa hora no hay nadie en casa, entró con un trajecito verde olivo muy bonito, entallado dejándome ver como su culote  asfixiaba el resorte de su tanguita, abrió su consultorio y me dijo que si le ayudaba a reparar su sillón que estaba mal, pues ahí estuve haciéndome el tonto.

En ese momento se me cayó un destornillador y se agachó a recogerlo dejándome ver ese hermoso culo, al momento de levantarse se hizo un poco para atrás juntando su trasero con mis partes y así estuvo como que no podía agarrar bien la herramienta, y en ese momento mi pene se puso firme y al darse cuenta me dijo…

– Ayyy primo. Y yo le dije. – ¿Qué, que paso? -No te hagas pendejo y le respondí, -¿Que no te gustó? y ella dijo, -Claro, tengo más de un año sin un macho y ando como burra en primavera…

No terminó de decir eso cuando le planto un beso y ella correspondió a acariciarme el pene, y le dije, vamos a probar tu sillón a ver si ya quedó, me recostó sobre el sillón y con toda destreza desabotonó los botones de mi cremallera y me bajó los pantalones y los bóxer y de una sola mamada se tragó mi pene, que es de cómo unos 25cm.

Me estaba dando una mamada como nunca la había sentido, se tragaba un huevo luego el otro, mientras yo estaba en la luna, para no hacerla larga me vine de volada en su jeta se trago todos mis ostiones, me levanto me quito todo lo demás que me quedaba de ropa, y me dijo ahora me toca probar el sillón a mi, se acostó quitándose el traje que es de una sola pieza, le dije que se acostara boca abajo, yo quería comerme ese culo exquisito, y así fue…

Le acaricié el culito se lo besé, le lamí el ano tan rico que ella se corrió dos veces, y así fue lamiendo hasta que llegué a su rajita rosadita, rasuradita, sudadita y muy mojada, al primer lengüetazo mi lengua se metió en su vagina y así con la lengua hasta adentro empecé a moverla hasta que sentí como me tragaba su ricos jugos amorosos, claro sin quitarle mis manos de su culo. Al tragarme sus jugos me puse a mil, le dije que se levantara poniéndose a cuatro y ponerle mi verga en su raja, se hundió hasta los huevos, ahí se volvió a venir (que aguante) y yo estaba en el mete y saca sin dejar de ver ese hermoso culo todo paradito nada más para mi, a mi no importaba otra parte de su cuerpo.

Seguí metiéndosela y diciéndole que estaba enamorado de ese culito, al sentir que me venía se la saqué y se la di para que me la mame en lo que se pasaban las ganas, al recobrarme escupí mi mano y embarré mi pene para penetrar ese precioso anito, al darse cuenta me dijo que la preparara muy bien porque era virgen por el culo, yo le dije que no se preocupara, que estaba con un experto, pero no le hice caso.

Lubriqué bien mi verga y la afilé muy bien y de un solo putazo se la metí y me empecé a mover como loco, ella pegó un grito bien fuerte que hizo que me pusiera a dos mil, me dijo que era un cabrón pero que estaba sintiendo lo mejor de este mundo, que no parara y me confesó que si yo no me la cogía hoy ella me iba a coger, porque ella me espiaba cuando yo me cambiaba de ropa o me bañaba y que le gustaba mi verga, yo me sentía halagado por eso, cuando de pronto escucho como caen sus jugos sobre el sillón, al escuchar eso yo me vine en su ano, casi como un litro, nunca me había venido así tan rico.

Así me quedé un rato hasta que mi verga empezó a ponerse flácida, se la saqué y cayó un chorro de líquido entre mi semen, sangre, así estaba mi verga moribunda y embarrada, al darse cuenta ella como estaba de sucio me dijo, vete a lavar, al dar yo la vuelta ella me jala y se la mete a la boca para limpiarme, de pronto eso me dio asco, pero eso aumentó mi excitación y mi verga y yo volvimos a recobrar poder, al seguir ella mamándomela me la dejó tan limpia que parecía nueva, y ella me dijo que se la volviera a meter.

Le dije que se pusiera en cuatro porque quería ver ese enorme culo, así seguimos un buen rato yo podía ver como de su ano todavía le salían mis ostiones con sangre, pues en esa posición se le veía el doble del culo, y le empecé dar unas nalgadas que empezó a quejarse más y más fuerte hasta que por millonésima vez se volvió a escurrir, se la saqué y le dije que lo quería hacer como a mi encanta, ella accedió, se acostó boca arriba, le puse sus rodillas sobre sus tetas y se la empecé a meter, estaba ella tan excitada que gritaba que me amaba, lástima que éramos primos, y para subir su excitación le besé y lamí las plantas de sus pies, no duró mucho hasta que volvió a venirse.

Podía ver de reojo como su conchita está roja e irritada, y se la saqué, para que me la mamara ya que no faltaba mucho para que me corriera, entre lengüetazo y mordidas llegué a mi máximo objetivo, limpió bien mi verga con su lengua y caímos los dos rendidos al sillón, acostados uno sobre el otro y así duramos un buen rato hasta que nos despertó un cliente de ella y nos cambiamos rápido.

Al terminar ella su día me dijo que quería quedarse a dormir conmigo, porque yo era el primero que la hice que se viniera como loca tantas veces y que tenía la verga perfecta, y al no poderse quedar esa noche, casi todas las mañanas me puedo saborear ese enorme culo, y hace como tres días me dijo que le diera un hijo porque estaba enamorada de mi, y que quería que viviéramos juntos, porque no puede vivir sin mi verga.

Bueno este es mi relato, espero que les haya gustado y yo sigo cogiendome a la culona de mi prima.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

3 Comentarios

Dejar un comentario
  1. estimado amigo me gusto mucho tu relato y me gustaria que tu prima este preñada de ti ya que ella misma te confeso lo que sentia por voz así que estoy de acuerdo con que la preñes y pongas un nuevo relato de lo que paso hasta que nasca y se desarolle cuidate amigo me despido U75

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.