Historias de un gay. Mesa de pool

¡Comparte!

Historias de un gay

Autor: Jordan Paredes

Mesa de  pool

Mi mayor sueño erótico era tener sexo en una mesa de pool, era mi mayor fantasía pero nunca se realizó hasta que mi amigo Emilio me invito a jugar.

Ya era costumbre juntarme con mi amigo Emilio, él es un chico extrovertido con una personalidad avasalladora además de guapo y un cuerpo escultural, pero solo éramos buenos amigos.

Un día conversando le dije que quería aprender a jugar pool, él gentilmente dice:    -Yo te enseño Jordán, no tengo problema, lo mire y dije: -ya… genial!! ¿Cuándo empezamos las clases? -Hoy mismo en la noche, yo tengo un amigo que tiene un local de pool así que les hablo para que nos deje el local sólo para nosotros para que aprendas bien y seas mi pareja de juego, yo lo miré súper entusiasmado, y en eso quedamos y nos despedimos. Yo me fui a mi casa tranquilo  pensando en que no tenía idea de cómo tomar un taco,  me reí con esa estupidez pero igual estaba feliz por aprender. Llegó la noche y Emilio me llamó y me da la indicaciones del local, llegué puntual, él estaba esperando, lo vi y le doy un mega abrazo y él igual a mí, me aprieta con sus brazos tonificados, me encanta, me quejé y Emilio dice: -¿te dolió Jordán?, sí, la espalda eres súper brusco jajaja…!!! me reí, perdón aludió él, entremos, esté el dueño y su hijo, Emilio me presentó a Roberto, un señor, y a  Ignacio, su hijo, un joven bastante guapo con un cuerpazo, bastante alto, fornido, se notaba que iba al gym, lo saludé y me apretó la mano y yo sonrío. Preguntó: -¿tú eres el debutante?, y se rió, sí, respondí, me ruboricé y Emilio me pega una palmadita en la espalda, el señor nos pasa a la mesa del fondo y dice: -Ahí practiquen todo el tiempo que quieras Emilio con tu amigo, mi hijo se quedará a cuidarlos y cierra el local, Emilio dice:    -No te preocupes Roberto tranquilo, y se fue el dueño.

 

Así comenzamos entonces, lo primero que me enseña Emilio es a tomar el taco, se puso detrás de mí rozando su pene en mi muslo, eso me desconcentró bastante y me dice: -Ya Jordán, así se toma el taco, le das un empujón despacio y le pegas a las bolas, era fácil así que aprendí rápido. De un extremo vi a Ignacio mirándonos atentamente lo que hacíamos y como jugábamos, se dio cuenta que lo estaba viendo y bajó la cabeza.

Para continuar con la diversión puse música movida, así se prendería un poco más el juego, yo desafié a Emilio, ya estoy listo y él que pierde hace un baile, él me miró con cara picara y dice: -Bueno, pero vas a perder y tendré el placer de verte bailar.  Ok, le dije dale, pero ¡¡ojo, puedes llevarte una sorpresa!! Me reí y empezó el juego, todo bien y se acercó Ignacio y dijo: -¿Puedo jugar? lo miramos y dijimos sí, juega, no hay problema y le dijimos: -El que pierde hace un baile erótico a los ganadores, se rió, está bien.

 

Yo pensaba “parece que esto va a ser más que un juego”, empezamos el juego de nuevo, todo bien, pero voy perdiendo por mala suerte mía el juego se termina tipo 2 de la madrugada, Emilio dice: -Mi niño, tendrás que bailar para nosotros, lo miré enojado, ¡¡no es justo, pero es el trato!! Así que puse música “Slow de kylie Minogue”  y empecé a moverme lentamente alrededor de la mesa, ellos atentos se sentaron en el borde de la mesa de pool y yo llegué a ellos, me movía de un lado para otro dando la espalda, rozaba mi colita en sus rodillas, Ignacio se bajó de la mesa y quedó de pie, rocé mi culito en su verga, me seguí moviendo y moviendo, veo como Emilio me miraba fijamente, sus ojos tan oscuros arden de deseo, fui donde él y toqué sus muslos con mis manos y me moví en forma serpenteada, llegué a su cara, llegué a su cuello y mis labios lo rozaron, me movía y movía, sabía que se estaba excitando, de pronto Ignacio se colocó detrás de mí y me rozó su verga dura en mi colita, estaba bien dotado Emilio. Seguí bailando y el ambiente se colocaba cada vez más caluroso, de repente sentí las manos grandes de Ignacio en mis muslos, las subió hasta mi culito, lo apretó y yo me quejé.

No me imaginaba lo bien que lo pasaría esa noche, Emilio acercó sus labios a mi cuello y me besó, el juego se convirtió en otra cosa, la canción siguió y yo seguí jugando entre los dos. Quitan mi chaleco y quedé sólo en polera, Emilio me giró y quedé frente a Ignacio, él tomó mi cara y me besó de una forma alocada, sentí a Emilio moverse en mi culito con su verga dura, Ignacio me quitó la polera, quedé a dorso desnudo, pero ellos no se quedaron atrás pues se la sacaron simultáneamente. Ambos tenían un cuerpo ufff…!! esculpidos a mano, quería morder cada músculo que se les marcaba, que delicia en lo que se había convertido el juego.

Me sentía en las nubes con esos dos dioses a mi entera disposición, a Ignacio le besé las tetillas y suavemente lo mordí, él se queja, mi lengua seguía jugando con sus pectorales, tocó mis labios con sus dedos y jugué sensualmente con ellos en mi boca.  Emilio me besó el cuello y mi espalda, me giró y hago lo mismo, le beso el cuello y los lóbulos de las orejas, más sus tetillas, se quejaba de igual forma, Ignacio bajó y me mordió un glúteo sobre mis pantalones, acto siguiente Emilio me sacó mi pantalón, y estos caen hasta los pies, Ignacio me tomó y me sentó en la mesa de pool.

Era excitante pensar en lo que venía, terminó de sacar mis pantalones, quedé completamente desnudo y ellos ardiendo de deseo, se besaban y yo sólo miraba como se tocaban, eso me excitaba de una forma fabulosa, quería esos hombres para mí y dentro de mí, se sacaron la ropa y se subieron a la mesa conmigo, Ignacio tenía una verga colosal y Emilio igual… uff!!! Mi boca se hacía agua, yo pensaba “quiero eso en mi boca” Ignacio se acostó y Emilio me acomodó frente a él, comencé a practicarle sexo oral mientras Emilio chupaba mi culito, estaba extasiado al máximo.

¡¡Qué trío estábamos haciendo!!

Continuamos y mutuamente nos intercambiábamos, luego hice sexo oral a Emilio, succionaba su verga de una forma que él se quejaba, lo miraba con ternura jadeando mientras Ignacio se comía mi culo y me masturba a la vez. Yo me quejaba, quería entregar mi culito a Ignacio. Primero él me penetró, como si fuera principiante me dolió y dije:       -Cuidado, yo lo hago, y me introduje lentamente esa verga, me movía despacio, Ignacio tomó el control, al igual que un toro salvaje me envestía y yo gritaba de placer mientras Emilio me hacía sexo oral… Ahaaaa!!!, ya no podía más,  yo no hacía nada, todo ellos.  A Emilio lo miré y él seguía succionándome, Ignacio sigue penetrándome ya no podía más, en cualquier minuto iba a acabar.

 

Emilio dejó de hacerme sexo oral, Ignacio me colocó en posición y le chupé la verga a Emilio, se movía al ritmo de mi succión, quería más y más. Emilio me preguntó: -¿te penetró? –bueno, dije yo y cambiaron de rol, salió Ignacio y entró Emilio, él es más delicado y sabía lo que hacía,  disfrutábamos los tres al máximo,  no quería que acabaran, los tres sudando. Emilio se movía maravillosamente, mientras a Ignacio le hacía sexo oral y él me masturbaba, estábamos a punto de explotar,  Emilio sacó su sexo desde dentro de mí y empezó a masturbarse, lo miré y lo masturbé y a Ignacio igual, y ellos a mí.

Ya no podíamos más y acabamos de una manera extraordinaria, nos quejamos del mega placer, yo río y ellos me miraron y preguntaron:- ¿De qué te ríes? De que el juego se nos  olvidó jajaja…!!! Nos reímos los tres y nos besamos.

 

Luego de esa experiencia enloquecedora nos vestimos y le pregunté a Ignacio si le había gustado, él dijo: -Demasiado, es mi primera experiencia entre hombres y me encantó, tu niño, eres espectacular para el sexo y los tríos. Emilio dijo: -Jordán sabes jugar muy bien, le sonreí, todo lo hicieron ustedes, pero esto queda aquí, Ok. Estamos, dicen ellos.

 

Ya eran las 5 de la mañana,  me despedí de Ignacio, lo besé y me dijo al oído: -Espero que se repita, ven a verme, lo miré dije: -Está bien, Emilio sólo se ríe y me dice: -Jordán calentaste a ese musculín… jajajajaja…!!! Nooo, para nada, vamos a casa, él me abrazó para el frío. Me fue a dejar a mi casa y nos despedimos de un beso. Nuestra amistad nunca fue la misma desde ese momento, pues todos los viernes vamos a jugar pool para practicar jajajaja…!!! y mejorar para el juego, claro que con esos dos sementales quien no  aprende.

 

FIN

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por jordan

soy un escritos aficionado y me encanta que lean mis historias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.